Cartas de lectores

07 May 2013

EL PASADO

El pasado ilumina el presente dando sustento al futuro; olvidarlo o tergiversar su significado es ignorar raíces y golpear su esencia. Volver la mirada atrás es recrear valores, costumbres, reconocernos desde la historia, verbalizar recuerdos, asumirnos un eslabón en la larga cadena existencial, manantial que refresca, cántaro elaborado con honor, base del hoy que nos construye. Cada lágrima, cada sonrisa, son levadura de un pan amasado con esfuerzo, pasión y ternura; y las espigas cosechadas son el resultado de una semilla sembrada con esperanzas y finalmente convertida en nuestro alimento. ¿Por qué renegar de él? ¿De los seres cargados de luz que con sus huellas nos orientan? ¿Debemos dejar de lado ese mundo, oasis de frescura, invitándonos a saciar la sed? El pasado aporta conocimientos y con su veta inagotable de experiencias nos ofrece la copa de un elixir incontaminado, necesario a las nuevas generaciones. Desde la vejez ajena es posible vislumbrar el futuro, reconocernos en la inmisericorde caricia de los años que, por un lado, quita lozanía y, por otra, otorga el fruto de lo vivido. Negar el pasado es hundirse en el abismo de la sinrazón. Vano es el presente atado a la tempestad del olvido que derriba árboles endebles sin ligazones genuinas, vanas las aguas abrevadas desde la infancia si no valoramos su caudal, vana su transparencia si la enlodamos con la mirada cruel de pensar que volver a las fuentes es beber aguas turbias. Cuántas atiborradas partículas celebran su descanso porque nuevas aguas se den al hombre que es, en definitiva, el de ayer, el de hoy, el de mañana, el de siempre. La naturaleza humana no se pierde con los años, se fortalece. Un escritor se nutre de cualquier época y no pesa el "cuándo" ni el "qué" sino el "cómo". Hay pensamientos retrógrados que son de la actualidad y otros progresistas que vienen del pasado y tienen plena vigencia por su profundidad.

Nelly Elías de Benavente
[email protected]


VILLA ALBERDI

La actual ciudad de Juan B. Alberdi pertenecía a la antigua Posta de Naranjo Esquina, propiedad de Bernabé de Marañón, nacido en 1815 en Naranjo Esquina, hijo de Juan Pérez de Marañón, español. Su hijo Napoleón Marañón, nacido en 1832, tuvo la visión fundadora al lotear su estancia para la creación del pueblo y donar la casa para la municipalidad, las plazas principales, el terreno para la estación de trenes Fcnoa, para la policía y uno que comprendía media manzana para la parroquia que se pudo erigir y construir con dinero de los feligreses y las familias principales del pueblo. Este gran benefactor, benemérito y filántropo anónimo loteó además terrenos para los primeros pobladores creando así la actual ciudad. La nueva población que fue fundada en 1888 se denominó Juan Bautista Alberdi (nombre en honor al prócer, de la constitución y letras, denominado en el gobierno de Lídoro J. Quinteros por ley, el 26/11/1888). La otra mitad de la Posta se mantuvo como Naranjo Esquina; algunos viejos pobladores seguían denominándola villa Marañón en alusión a los antiguos dueños, luego pasó a ser mencionada como Villa Alberdi. Años más tarde, su esposa Exaltación Sosa y Barrionuevo de Marañón, nacida en Catamarca en 1848, el 7/10/1907 donó en su vejez y al final de sus días un terreno para que se construyera la escuela Las Heras. Aunque años antes, en 1901 pretendió impedir que la iglesia se construyera sobre el terreno donado por su marido al encontrarse en dificultades. Hay un proyecto de mi autoría para la realización de un busto del fundador, Napoleón Marañón, en la plaza principal, que fue presentado en el Concejo Deliberante de Juan B. Alberdi por Mesa de entrada el 30/04/2013. Napoleón Marañón tuvo muchos hermanos; su hermana, Antonia Marañón, contrajo nupcias con Evaristo Augier, quien no tenía fortuna; mi tatarabuelo (hijo del gobernador de Catamarca en 1840, y 1841) Francisco Marcelino Augier, diputado nacional en 1863 casado con Clara Molas Del Viso y Recalde; su hijo, Evaristo Segundo Augier-Marañón, fue junto a una cooperativa de agricultores de Alberdi fundador en 1926 del Ingenio Marapa S. A.

Martín Javier Augier
[email protected]


ESCUELA BRAILLE

La escuela Luis Braille cumplió 94 años y sus docentes y alumnos celebraron con júbilo este acontecimiento tan importante. En LA GACETA del 30/4 se publicó un artículo sobre la situación en que viven los no videntes. Me hago eco de lo difícil que es para los alumnos de esta escuela circular por la ciudad, ya que continuamente se encuentran con obstáculos. Este es un caso donde debe prevalecer la solidaridad y para ello se necesita la colaboración de todos, tanto ciudadanos como autoridades. El profesor José León Gasparic, no vidente, es quien tiene a su cargo la conducción de los alumnos y todas las semanas sale a recorrer las calles que en su mayoría se encuentran en mal estado, además de tropezar con veredas rotas. El profesor realiza una tarea titánica para poder orientar a sus alumnos. Es necesario que el municipio tome cartas en el asunto y ayude a que estos jóvenes discapacitados puedan transitar con mayor tranquilidad. Debe haber una señalización adecuada para personas ciegas en las distintas reparticiones públicas, controlar también los edificios en construcción que siempre abarcan gran parte de las veredas para cercar las obras. Las autoridades deben planificar todo lo necesario para brindar a estas personas una mejor calidad de vida. Los docentes de esta escuela proporcionan todo lo mejor de sí a sus alumnos ayudándolos en forma permanente. Felicitaciones por su labor y dedicación poniendo de manifiesto su verdadera vocación docente.

Segundo Pacífico Albarracín
[email protected]


ESCRITORES VARADOS

Me he enterado de que varios escritores tucumanos están varados en Buenos Aires debido al paro político del sindicato de transportes. Los escritores fueron en representación de Tucumán para hacer diversas actividades en la Feria Internacional del libro. Me imagino que el cálculo de ellos en tiempo y en dinero no prevenía algo tan inusual como lo que está sucediendo y, por ser parte de una delegación que va a mostrar a las demás provincias y a los países participantes, lo que se produce en Tucumán, lo lógico sería que se envíe el avión de la gobernación a rescatar a nuestros artistas. Espero que el señor gobernador o alguno de sus funcionarios tome nota de este pedido y desde ya, en nombre de los artistas tucumanos, le agradezco la gestión.

Julio Carabelli
[email protected]


LA SUBA DEL PRECIO DEL COSPEL

Nuevamente volvió a subir el boleto. Una vez más nos vemos con el problema de que no se encuentran cospeles por ningún quiosco. Cada vez es más duro llegar a fin de mes con los que nos pagan de sueldo, casi ya no se puede y sin embargo, de acuerdo con las últimas noticias del Indec, nos basta y nos sobra. Creo que eso sería en el País de las Maravillas porque con esta realidad que vivimos es más duro poder comprarles a los chicos lo que necesitan para la escuela, para vestirse y poder gastar en alguna golosina en los recreos. Más difícil es ir a trabajar todos los días si cada vez es más caro el cospel. Sería mucho mejor si los colectivos circularan durante la noche, y no hasta las 12. A los que trabajamos en horarios nocturnos nos resulta difícil pagar un taxi para volver a la casa. Así como suben el costo del cospel, sin pensar en el bolsillo del trabajador, tendrían que ampliar más el horario nocturno para toda esa gente que sale muy tarde del trabajo y ya queda sin medios para regresar. Sería una ayuda.

Verónica Flores
[email protected]


INSEGURIDAD

La inseguridad que vivimos es de una gravedad extrema. En el Barrio Centenario, contiguo al Obispo Piedrabuena, merodea hace unos días una camioneta azul 4x4, vidrios polarizados, sin chapa patente que se acerca a adolescentes con la intención de secuestrarlas. Ya hubo dos casos en los que las quisieron obligar a subir con un cuchillo y los gritos de las niñas los hicieron desistir. Días pasados en la intersección de calle Lavalle y Las Heras pretendieron secuestrar también a una chica con el mismo método. La audacia de algunos vecinos y automovilistas impidió el mismo y eran las 14. El delito se expande y es un flagelo en Tucumán. Se corre el riesgo que haya varias Marita Verón si el gobierno no hace nada.

Rosa Aguirre
[email protected]


EL VOTO

Padecemos inflación, fraude político, jueces parciales, trabajo en negro, servicios públicos caros, inseguridad por delincuencia, alta carga impositiva que grava el 40% del ingreso, cepo cambiario que traba la producción y el abastecimiento, injusticias a jubilados, enfermos y trabajadores, sometimiento tiránico a las apetencias de unos pocos, y muchas cosas más. ¿Por qué sucede esto? El dicho popular expresa: "la culpa no es del chancho, sino de quien le da de comer". Si bien los responsables de tantos males son personas ambiciosas, egoístas y soberbias, que carecen de solidaridad social y son ciegos, sordos y mudos al sufrimiento de los demás, los verdaderos culpables de lo que ocurre somos nosotros mismos. Cuando votamos en las elecciones les damos al político el poder para que dispongan a su conveniencia. Jamás nos ocupamos de averiguar si antes hicieron en su vida algo gratuito por la gente. En síntesis, si tienen amor por el prójimo. Votamos sin pensar, o por necesidad o por miedo al garrote. Y así les entregamos nuestro hoy e hipotecamos a las futuras generaciones. Este es un año de elecciones. Si votamos responsablemente las cosas pueden cambiar para mejorar. Si seguimos por el mismo camino no tendremos futuro. Pero ellos, sí.

Raúl Giménez Lascano
[email protected]


LA RUTA N° 306

La ruta N° 306 une San Miguel de Tucumán con Santa Rosa de Leales (unos 35 km) tiene el pavimento semidestruido y un importante flujo vehicular. Sin embargo, el presupuesto parece no contemplar su reparación y mantenimiento. Su deterioro pone en peligro la vida de miles de personas que la transitan, especialmente el tramo San Andrés-Los Bulacio. Las autoridades tendrían que hacer un esfuerzo económico y devolver a la comunidad una ruta en condiciones como merece la gente.

Juan Romero
[email protected]


Comentarios