Intentó filmar a su novia durante el sexo, pero recibió una dura golpiza

La joven descubrió las intenciones de su novio, lo filmó mientras lo castigaba y subió todo a YouTube.
Compartir
CASTIGO. La joven le dio una lección que jamás olvidará. CAPTURA DE VIDEO
Le dio una dura golpiza por tratar de filmarla teniendo sexo
Le dio una dura golpiza por tratar de filmarla teniendo sexo

BRASIL.- Desde hace algún tiempo, filmarse durante el acto sexual es algo cada vez más común. Tanto así, que numerosos videos salen a la luz casi a diario debido a filtraciones o despecho de parejas que no pudieron superar el rompimiento. Quizás por esta última razón es que una joven brasileña se molestó cuando descubrió a su novio intentando grabarla cuando estaban a punto de mantener relaciones sexuales. Lo castigó de tal manera, que el joven no volverá a tener complejos de director triple "X" por un buen tiempo.

Parecía una velada romántica normal. Él había preparado todo para recibir a su novia. La cama estaba ordenada y la cámara escondida detrás de unos libros, en un estante justo en frente de donde se llevaría a cabo el acto sexual. Comenzaron los besos y las caricias, y el imberbe cineasta procedió a quitarse la ropa. Ella se detuvo un momento -como presintiendo que algo no andaba bien-, se puso de pie y se dirigió al mueble donde se hallaba la grabadora. La luz roja titilando terminó por delatar las intenciones del joven.

La novia, claramente sorprendida, tomó el aparato y se percató de que no estuviera grabando, ante la mirada atónita de su pareja, que intentaba hacerse el desentendido. Cuando comprobó que la filmadora estaba registrando todo lo que pasaba, vino lo peor.

La enfurecida mujer acomodó la cámara, hizo que su novio se pusiera de pie y comenzó a golpearlo en frente de ella. Minutos más tarde la tomó nuevamente y, esta vez, lo filmó en primer plano mientras le propinaba cachetadas, tirones de pelo y presionaba sus partes íntimas. El plan había fracasado y los gemidos, en vez de placer, eran del más duro sufrimiento.

La grabación del incómodo momento llegó al portal de videos de Google, YouTube, donde entre las numerosas versiones que aún no fueron censuradas reúne decenas de miles de reproducciones. Se cree que la joven se hizo del dispositivo y difundió el video a través de internet. No se descarta que todo se trate de un montaje, como suele ocurrir en muchos de estos casos. LA GACETA ©

Etiquetas de esta nota
Más como esto