Descubren el robo a otra casa del country - LA GACETA Tucumán

Descubren el robo a otra casa del country

Son ocho las viviendas en las que se comprobó que ingresaron ladrones y las pruebas comprometen cada vez más a los guardias. Los sospechosos aún no lograron acreditar el origen del dinero y las joyas que fueron secuestrados en los allanamientos. El resultado de las cámaras de seguridad.

29 Ene 2013
1

ACCESO. Los investigadores no dudan que por esta puerta entraron y salieron quienes robaron en las viviendas. LA GACETA / FOTO DE HECTOR PERALTA

La mampara que separa la galería del living estaba rota. Adentro, en una de las habitaciones, habían violentado la cerradura de un cofre que estaba en un vestidor. Se trata de la octava casa del country "Las Yungas" en la que entraron a robar cuando sus propietarios estaban de vacaciones, según comentaron fuentes de la investigación.

El último caso fue descubierto el viernes. Se suma a las otras propiedades del barrio privado que fueron visitadas por ladrones durante los primeros 20 días de enero, caso por el que están detenidos siete guardias que estaban a cargo de la seguridad. Una empleada doméstica llegó ese día y vio que estaba abierto el cofre y rota la mampara. Los dueños de casa, según transcendió, estaban en Europa de vacaciones.

La ola de robos salió a la luz en la madrugada del sábado 19. Un joven había salido con sus amigos y cuando regresó, cerca de las 4.30, encontró la caja fuerte que estaba en uno de los dormitorios violentada. Luego de avisar a sus padres (se encontraban de vacaciones), realizó la denuncia en la comisaría de Yerba Buena.

La fiscala de Feria María de las Mercedes Carrizo dispuso la intervención de policías del Departamento de Inteligencia Criminal, a cargo del comisario Jorge Urueña, y de la Brigada de Investigaciones Norte, al mando del oficial principal Juan José Alcocer. Los investigadores lograron determinar ese fin de semana que habían robado en al menos seis casas, luego de la denuncia de uno de los administradores, que había observado puertas o ventanas abiertas.

En todas había dos denominadores comunes: saquearon solamente las cajas fuerte y los propietarios se encontraban fuera de la provincia, de vacaciones.

Las miradas apuntaron contra los guardias de seguridad del country, que está ubicado en Yerba Buena. La fiscala llegó rápidamente a dos conclusiones: los robos no se habían producido en una sola noche, y los ladrones tenían que haber tenido información desde adentro del predio, ya que sabían que en las viviendas no había nadie.

Personal de Criminalística de la Policía buscó evidencias en las propiedades robadas. Lograron recolectar huellas de pisadas. La fiscala ordenó la aprehensión de los cuatro guardias que esa noche tenían a su cargo la custodia del barrio privado, y los allanamientos de sus domicilios.

Durante la inspección realizada en el country se constató que la cerca perimetral no había sido vulnerada, por lo que los ladrones tendrían que haber ingresado por el acceso principal. Los allanamientos también se extendieron a las viviendas de los guardias de seguridad que trabajaron los días previos al descubrimiento de los robos.

Con el correr de los días, se descubrieron dos casos más. Hasta ayer eran siete los hombres que se encontraban aprehendidos, todos guardias. "Ninguno pertenecía a una empresa de seguridad, por lo que no están en el registro del Ministerio de Seguridad. Fueron contratados directamente por la administración del country", comentó una fuente policial.

En las casas de los sospechosos, la Policía encontró dinero, joyas y hasta una caja fuerte. Los hombres aún no habrían podido acreditar el origen del dinero (habrían argumentado que cobraron una indemnización hace unas semanas). Uno de ellos, incluso, adquirió hace 15 días una moto cuyo valor asciende a los $ 11.000.

Con la mochila llena
Las cámaras de seguridad que se encuentran en el acceso del country fueron analizadas por especialistas. Según comentaron las fuentes, las imágenes no eran muy nítidas, y no se logró observar el ingreso de ninguna persona extraña. Sin embargo, a los investigadores les llamó la atención que uno de los guardias que está aprehendido, al llegar al trabajo, llevaba su mochila semivacía. Al retirarse, parecía tener más elementos en su interior.

El sector por el que ingresan el personal doméstico y otras personas (como jardineros o albañiles) no cuenta con cámaras de seguridad. Por eso, se realizaron allanamientos en las casas de algunos de ellos, como en las de dos empleadas domésticas, aunque no se encontró nada que las vincule con los robos.

Los allanamientos seguirán en los próximos días (incluso hubo pedidos para realizar operativos en provincias vecinas). A fines de esta semana, Carrizo debe decidir si solicita la detención de los siete guardias sospechosos.

Comentarios