La lluvia distribuyó alivios y problemas

El presidente de la Sociedad Rural dijo que las precipitaciones de esta semana fueron "beneficiosas" ante la necesidad de los campos. El granizo del sábado anterior, sin embargo, provocó daños en el sector hortícola y en áreas de garbanzo y de trigo

03 Nov 2012
La copiosa e irregular lluvia que cayó en parte del territorio provincial durante los últimos días, en especial, la tormenta del lunes, trajo alivio al campo. En el sector rural calificaron de beneficiosas las precipitaciones ante la necesidad de agua que presentan las producciones agrícolas en proceso y los campos en que se desarrollarán los cultivos de verano. Pero distinto fue el efecto de la tormenta de viento y granizo registrada el sábado anterior, que provocó daños en el sector hortícola. Las piedras también habían afectado a principios de octubre el área tabacalera de Tucumán.

"La última lluvia fue beneficiosa, aunque bastante dispar, con registros pluviométricos de entre 10 milímetros en algunas zonas, y 70 milímetros en otra", analizó ante LA GACETA el presidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), Sebastián Robles Terán.

Según el dirigente, no se conocieron casos de escorrentía, como se conoce a la corriente de agua de lluvia que circula libremente por la superficie de un terreno y arrastra todo a su paso, generalmente sin penetrar en el suelo seco.

El titular de la organización ruralista puso de manifiesto que las precipitaciones del lunes fueron especialmente beneficiosas para las producciones ubicadas en los departamentos Burruyacu y Cruz Alta, y en la zona este en general.

"En esta etapa la lluvia viene bien, en particular para la caña y el limón. Además, comienza a aportar humedad a los suelos en donde se desarrollarán los cultivos de verano, como la soja y el maíz", reseñó. Dejó en claro que fue normal la etapa "seca" de la provincia, que ocurre entre el otoño y el invierno en Tucumán, pero remarcó que hoy los suelos presentan bajos niveles de humedad. Los campos requieren un importante aporte hídrico para la siembra de caña y de la soja, próxima a iniciarse.

Robles Terán destacó que el granizo afectó producciones de garbanzo y de trigo, con destrucción total en algunos lotes.

En el sector hortícola, resultaron con importantes daños la chaucha, la arveja, el tomate y el pimiento, según reveló el vicepresidente del Mercofrut, Ricardo Cecilia. "El sábado, en nuestra área de influencia llovió poco, pero hubo fuertes vientos y mucho granizo en distintos sectores, como las zonas de Benjamín Paz y de Choromoro. En la zona de Timbó Nuevo, Timbó Viejo, Alta Gracia y Delfín Gallo, hubo productores que perdieron la totalidad de sus hortalizas", recalcó.

Según Cecilia, 30 horticultores tucumanos sufrieron pérdidas totales, y ya se presentó una nota a la Secretaría de Agricultura de la provincia para que se haga un relevamiento de daños. "La lluvia del lunes fue muy beneficiosa, porque estamos necesitando mucho el agua", apuntó el vicepresidente del Mercofrut.

La lluvia del lunes casi no tuvo impacto en el área tabacalera, según expresó el presidente de la Asociación de Productores Tabacaleros de La Cocha, Luis Bravo. "El lunes no precipitaron más de 5 milímetros en la zona con tabaco, con registros de hasta 1 milímetro en algunas áreas. Hubo fuertes vientos, pero no recibimos denuncias de que hayan volado techos de galpones, por ejemplo. Estamos necesitando mucho la lluvia, en especial para riego", señaló.

Bravo enfatizó, sin embargo, que una granizada registrada en el sur de la provincia el 5 de octubre dañó parte del tabaco, aunque resaltó que en general el cultivo, cuya cosecha se generalizará a mediados de diciembre, se encuentra en muy buenas condiciones.

Comentarios