INSEGURIDAD VIAL

Lomas de Tafí inclinó la balanza y la Ejército del Norte se volvió la más peligrosa

Es la avenida en la que más víctimas se registraron en el primer semestre del año. Cuatro cuadras donde todos conocen a la muerte.
Compartir
POR LA CALLE VUELA UN ENJAMBRE DE AUTOS. Dos mujeres quieren cruzar la congestionadísima Ejército del Norte. Parece que la espera será larga. LA GACETA / FOTO DE INéS QUINTEROS ORIO

Una lona marrón con agujeritos que delatan vejez sombrea los 11 cajones en los que tomates, cebollas, pimientos verdes y rojos, zapallitos y zanahorias esperan clientes debajo de una estructura de hierros oxidados. Además, cumple otra función: impide que desde el interior de la verdulería precaria se vea la esquina. Y no es descabellado concluir que el verdulero Miguel Santos Brito la puso justo ahí con esa intención: no quiere ver el cruce de calles que le arruinó la vida a Daniel Santos Brito, su hijo. Hablar de accidentes, muertes y lesiones irreparables se ha vuelto habitual junto al tramo de la Ejército del Norte que va desde Belgrano hasta Francisco de Aguirre. Lógico: es la avenida más peligrosa de la ciudad.

A Miguel no le cuesta imaginarlo: la calle junto a la que levanta su negocio ha causado más víctimas que cualquier otra de la capital durante la primera mitad del año. Con un fajo de billetes de dos y de cinco pesos para el vuelto en la mano izquierda, reconoce que su hijo es uno de los que engrosa las estadísticas. "No quedó muy bien", explica con una naturalidad que sorprende, pero sin detallar las secuelas. "Venía con la moto y cuando llegó a la esquina (Ejército del Norte y Ramírez de Velazco) lo chocó otra moto", recuerda mientras un ayudante con camiseta de Atlético dictamina: "si no ponen un semáforo van a seguir las muertes".

Hasta hace unos años, la avenida más peligrosa de la ciudad era la Roca. Pero la balanza de la inseguridad vial se inclinó hacia el norte; por detrás de la Ejército aparecen la Siria y la Sarmiento. En cuarto puesto figura una eternamente peligrosa: a pesar del paso de los años, la Benjamín Aráoz no abandona los puestos más altos del ranking (más de 1.600 vehículos por hora atraviesan la esquina de esa avenida con Coronel Suárez en los momentos pico del día).

Avances y retrocesos
"Lomas de Tafí cambió la seguridad vial de nuestras avenidas, que es donde se produce la gran mayoría de los accidentes graves", explica Daniel García, jefe de Educación Vial de la Municipalidad. La aparición de ese barrio gigante (ya fueron entregadas más de 3.800 viviendas) y la pavimentación de calles de la zona norte de la ciudad (como el tramo de la Francisco de Aguirre que cruza Villa Muñecas) han incrementado el tráfico. El problema es que la infraestructura de seguridad se ha quedado atrás. En 2008, un informe de la Dirección de Tránsito señalaba que las más peligrosas eran la Roca, la Mate de Luna y la Belgrano. García argumenta que la instalación de semáforos las ha vuelto más seguras, especialmente a las dos últimas.

Justamente lo que falta en la Ejército del Norte (más allá de la Belgrano) son semáforos. "Si usted se fija, hay uno en la esquina de la México. De ahí en adelante, el próximo esta en la Francisco de Aguirre (un kilómetro al norte). Al de la México casi nadie lo respeta, porque tienen miedo a los ladrones. Los autos pasan como tiro", confirma el verdulero Miguel.

La Municipalidad inauguró el ensanche de la Viamonte desde Belgrano hasta el pasaje Tagle. El objetivo es que sea una de las vías de comunicación directa con Lomas de Tafí y, de esa manera, permita descongestionar el tráfico. Pero habrá que esperar: los trabajos para ensanchar el trayecto restante aún no empezaron.

No es exagerado decir que en las cuatro cuadras de la Ejército del Norte que separan México de Ramírez de Velazco todos conocen a alguna víctima. Ese tramo es el centro comercial de la avenida: funcionan desde un supermercado hasta negocios tan precarios como el de Miguel. Nancy Cano abrió hace algunos meses su panadería en la esquina del pasaje Unamuno, una cuadra al sur de la verdulería. Y ya vio morir al hijo de su proveedor. "Era un chico de 14 años que ayudaba al papá. Venía en la moto y cayó abajo de un carro. El papá sigue trabajando solo, pobre...", cuenta mientras culpa de la inseguridad vial a Lomas de Tafí, a las motos y a los carreros.

En la vereda de enfrente, el veterinario Rodrigo García toma mate y espera clientes. Entre cebada y cebada recuerda que él protagonizó un incidente: "dos tipos estaban discutiendo en la vereda. Uno empujó al otro, que bajó a la calle. Justo pasaba yo en la moto y lo choqué. No le pasó nada, pero fue horrible". Jorge Budeguer acomoda unas remeras rojas en uno de los estantes del negocio en el que atrona un reggaetón. "Ya voy viendo cuatro accidentes y no se cuántos más se habrán producido sin que me haya enterado", enumera.

"Los tramos más peligrosos de la Ejército del Norte son los que no tienen semáforos. Son trayectos importantes. Lomas de Tafí incrementó muchísimo el caudal de vehículos en esta avenida, al igual que en la Francisco de Aguirre. Estamos analizando cómo solucionar el problema, que también afecta la circulación por Juan B. Justo, una avenida que está en muy mal estado y que debe ser recuperada", analiza García.

El verdulero Miguel habla de números: su hijo tiene 28 años y ya fue operado tres veces desde el accidente. "Quedó medio perdido", lamenta. Un vecino lo alienta: por lo menos está vivo.

250
accidentes con víctimas fueron registrados entre enero y junio en las avenidas de la ciudad.

9%
ocurrieron en Ejército del Norte.

8%
se produjeron en la Siria.

8%
se registraron en la Sarmiento.

7%
ocurrieron en la Benjamín Aráoz.

6%
se produjeron en la Belgrano
Más como esto