La crearon los franceses, pasó a manos inglesas y estatales, ahora es inoperable

01 Jun 2012

Mientras los franceses construían el tramo San Cristóbal-Tucumán, los británicos del Ferrocarril Central Norte (Central Northern Railway), cuyos trenes llegaban a la estación de San Martín y Marco Avellaneda, continuaron el tendido de rieles -a partir de aportes estatales- hacia Salta y Jujuy. El 1 de abril de 1885 alcanzaron Vipos y en junio de ese mismo año culminaron el tramo Ruiz de los Llanos-Juramento (ambas en Salta) y en marzo de 1888 se abrió el segmento de Vipos a Ruiz de los Llanos.

Transferencia

Unos meses antes, el 28 de octubre de 1887, la línea Alta Córdoba-Tucumán, junto a los ramales Frías-Santiago del Estero y Recreo (Catamarca)-Chumbicha (La Rioja) -884 kilómetros de vías-, habían sido adquiridos por la compañía británica Ferrocarril Central Córdoba. El CC fue el que culminó la vía hasta Ruiz de los Llanos y amplió los rieles hasta Güemes, y desde allí tendieron ramales a Salta y a Jujuy, los que concluyeron antes de finalizar 1891.

El Central Córdoba también compró en 1889 al Ferrocarril Noroeste Argentino, que operaba una línea entre Tucumán y La Madrid vía Río Chico, así como otros ramales que daban servicio a las plantaciones de caña y a los ingenios azucareros de la provincia. De esa manera la estación El Provincial, de avenida Roca al 500 también pasó al dominio del Central Córdoba.

Otro cambio

El 14 de enero de 1896 el estado adquirió el Ferrocarril de San Cristóbal a Tucumán y cambió su nombre por el de Ferrocarril Central Norte, sección sur, pero cedió su explotación al Central Córdoba. Este poseía la línea de Tucumán a Salta y Jujuy, y cambió la denominación de ese recorrido por el de Ferrocarril Central Norte, sección norte. Pero al nacionalizarse los ferrocarriles en 1948 ambos troncales pasaron a la linea Manuel Belgrano, administrada por la empresa estatal Ferrocarriles Argentinos.

La estación Central Norte (ex San Cristóbal) se transformó en Tucumán N de El Bajo. El perímetro de este predio ferroviario aún conserva gran parte de su estructura edilicia. Está encuadrado al norte por la calle Charcas (prolongación de la Crisóstomo Alvarez hacia el este), que desemboca en la Nueva Terminal de Ómnibus ubicada en el predio del ex aeropuerto; al sur, por José Ingenieros (prolongación este de la General Paz, que desemboca en la avenida Soldati): al este, por el pasaje Antonio Díaz Vélez -militar, hijo de una tucumana, que combatió en las invasiones inglesas- y al oeste por la avenida Sáenz Peña.

Comentarios