El Gobierno acepta la mediación de la ONU

Fue bien acogida por el Ejecutivo nacional la propuesta del presidente de la Asamblea General, quien hoy recibirá la respuesta oficial. Un representante de los habitantes de las islas señaló que "la Argentina le miente al mundo", respecto de lo que sucede con Malvinas. Dijo que quieren seguir con su vida.

13 Feb 2012
BUENOS AIRES.- El canciller, Héctor Timerman, manifestó en las últimas horas que la Argentina acepta el ofrecimiento de mediación de las Naciones Unidas (ONU) para solucionar pacíficamente la disputa con el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas. Se trata de una propuesta mediadora formulada por el presidente de la Asamblea General de la ONU, Nassir Abdulaziz Al-Nasser, tras mantener una reunión el viernes con el titular de la Cancillería argentina.

El titular del organismo mundial ofreció sus buenos oficios para ayudar a encontrar una solución pacífica al conflicto que mantienen ambos países.

En una declaración escrita del vocero del titular de la Asamblea General de Naciones Unidas manifestaron: "El presidente Al-Nasser expresó su esperanza de que los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido puedan resolver cualquier disputa pacíficamente a través de la mediación y el diálogo, y de acuerdo con el derecho internacional". "El Presidente de la Asamblea General, mientras que comprometió su disponibilidad para coordinar entre las partes de ser necesario, también reiteró su buena disposición para apoyar esfuerzos para resolver cualquier disputa entre la Argentina y el Reino Unido". agregó.

Además, se informó que hoy será enviada la respuesta oficial argentina a la iniciativa del representante de Naciones Unidas.

Política de Estado
El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, ratificó que el reclamo por la soberanía "es parte de una política de Estado", y afirmó que "es imposible pensarlo de otro modo". "La presidenta, Cristina Fernández, inició acciones diplomáticas ante la ONU para la desmilitarización del Atlántico Sur con la presencia de los sectores políticos, económicos, sociales y partidos que componen el arco político argentino, marcando claramente que no se trata de una estrategia de utilización política de la causa Malvinas, sino de un reclamo genuino de toda la sociedad", dijo el legislador.

En este sentido, Domínguez señaló que "Malvinas es parte de una política de Estado que tiene que ver con el pueblo argentino", y agregó que las acciones llevadas adelante "no sólo cuentan con el apoyo unánime de la sociedad argentina, sino de toda América latina, en base a una política internacional que distingue nuestra lucha diplomática".

Todo son mentiras
En un nuevo capítulo de la crisis por Malvinas, el inglés Nigel Haywood consideró que "Argentina está engañando al mundo" con sus reclamos contra la militarización y soberanía de las islas. "La postura es exactamente la misma que teníamos", indicó -según "perfil.com.ar"- al tiempo que resaltó que "elementos como los vuelos del teniente Wales (el príncipe William) son, como dijimos, de rutina. Respecto del despliegue del HMS Dauntless, dijo: "siempre tuvimos un destructor aquí".

Haywood opinó, además, sobre la invitación de autoridades de la ONU a evitar que se profundice la disputa por las islas: "no tenemos deseo de escalar nada. Queremos mantener la temperatura completamente baja". El dirigente inglés advirtió: "si Argentina continúa con declaraciones fuertes y engañosas, la vamos a desafiar. No se puede atacar a uno y luego cuando éste se defiende acusarlo de ser agresivo. Nosotros solamente queremos vivir nuestras vidas en las Falkland (Malvinas)".

A su vez, Haywood señaló que "Argentina está distorsionado la historia y hechos recientes, no se si deliberadamente, pero lo que aparece es una distorsión que debe ser corregida". (NA-DyN)
Comentarios