La empresa de "pulseras milagrosas" Power Balance, en quiebra por demandas de clientes

Los fabricantes aducían que la banda de goma favorecía el equilibrio. Ahora enfrenta una acusación por publicidad engañosa.

NO ES MILAGROSA. Según la publicidad, las pulseras de silicona favorecían el equilibrio corporal. FOTO TOMADA DE INFOBAE.COM NO ES MILAGROSA. Según la publicidad, las pulseras de silicona favorecían el equilibrio corporal. FOTO TOMADA DE INFOBAE.COM
22 Noviembre 2011
LOS ANGELES, Estados Unidos.- La empresa Power Balance, que comercializa las "pulseras milagrosas", que supuestamente favorecen el equilibrio corporal, y que lucieron muchos famosos, que tendrá que pagar 57 millones de dólares a clientes que se sintieron estafados en Estados Unidos. La compañía ya recibió sanciones en Italia y en España.

Según el portal TMZ, la marca llegó a un acuerdo con los denunciantes que habían interpuesto una demanda por publicidad engañosa en los Juzgados de Los Ángeles. En diciembre, la propia compañía admitió que su producto, una pulsera de silicona que llevaba un holograma, era un engaño.

TMZ afirma también que la empresa se va a declarar en bancarrota alegando que no puede hacer frente a indemnizaciones millonarias, según el diario español El País.

"Apretada" por las acusaciones, Power Balance afirmó que aunque en su publicidad aseguraba que las pulseras Power Balance mejoraban la fuerza, equilibrio y flexibilidad, admitió que no hay evidencia científica creíble que apoye esas afirmaciones.

Power Balance era usada por cantidad de famosos. La llevaron el futbolista Cristiano Ronaldo o el piloto de F1 Rubens Barrichello y hasta el jugador de la NBA Shaquille O?Neal.

La pulsera, una banda de silicona con un holograma, se vendía en Estados Unidos a unos 30 dólares, y en Europa a unos 22 euros. En Argentina se vio a múltiples deportistas usar esta pulsera que costaba más de $120, consigna el sitio FortunaWeb.

El proceso en EE UU contra Power Balance se inició en enero, cuando un grupo de consumidores que se sintieron engañados presentó una demanda colectiva contra la compañía argumentando que las pulseras no tenían más poder que el que se puede esperar de un simple trozo de goma.

En noviembre de 2010, la Junta de Andalucía, en España, impuso una multa de 15.000 euros a Power Balance por publicidad engañosa tras la demanda presentada en abril de ese año por la asociación de consumidores Facua, que consideró la sanción "ridícula", teniendo en cuenta que Power Balance ha vendido más de 300.000 pulseras en España. Un mes después, en Italia, la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado imponía una multa de 350.000 euros, 23 veces más, también por publicidad engañosa, a los fabricantes de las "pulseras milagro". (Especial)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios