Grecia transforma el G-20 en la tercera cumbre sobre su crisis

Merkel y Sarkozy preparan un plan para hacer entender a Papandreou que debe aceptar la propuesta de rescate.

DOS CONTRA UNO. La alemana y el francés intentarán convencer al griego. REUTERS DOS CONTRA UNO. La alemana y el francés intentarán convencer al griego. REUTERS
02 Noviembre 2011
CANNES, Francia/ATENAS, Grecia.- La estrategia del G-20 contra la crisis financiera cambió de lleno después de la convocatoria de referendo realizada por el Gobierno heleno. El primer ministro griego, Giorgos Papandreu, adquirió un papel protagónico, tras ser invitado por el resto de los líderes mundiales a "una cena de trabajo" prevista para este miércoles, en vísperas del inicio de la cumbre de Cannes, en Francia.

Los europeos pretendían llegar a su cita con el G-20 con los deberes hechos tras el acuerdo adoptado hace seis días para el rescate de Grecia. Sin embargo, las últimas noticias procedentes de Atenas obligaron a dos de sus líderes, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a preparar un plan de urgencia para hacer entender a Papandreou que si los griegos rechazan su propuesta de rescate, no podrán garantizar la continuidad del país en la zona euro.

De este modo, cuando parecía que la Unión Europea (UE) había cerrado, al menos oficialmente, la crisis de deuda soberana en la eurozona, con dos cumbres europeas con 72 horas de diferencia, el referendo griego centrará buena parte de las negociaciones del G-20. De hecho, mañana, en Cannes, Europa tenía previsto responder a las dudas de las principales economías mundiales y presentar una solución creíble. Pero, al parecer, Atenas transforma el G-20 en la tercera cumbre sobre su crisis. (DPA-AFP)

Comentarios