Los invitados en las tiras aumentan el rating en la TV

En "Son amores" vuelve Marcela Kloosterboer, y preparan la participación de Susana Giménez. Juanita Viale le cambió el rumbo al ciclo "Costumbres argentinas".

21 Jul 2003
1

JULIETA CARDINALI. Junto con Dolores Fonzi protagonizó una escena de alto voltaje en “Disputas”.

BUENOS AIRES.- Cuando todo parecía sucumbir, llegaron los invitados. A veces, justificadas; a veces, no, las apariciones especiales son el arma salvadora de los programas de TV, en su lucha descarnada por el rating. "Son amores", "Costumbres argentinas", "Disputas" y "Durmiendo con mi jefe": ninguno de ellos se salva de esta regla que parece reinar en la TV de hoy -la de incorporar invitados sólo para ser noticia-.
En la primera quincena de julio, Telefé conservó los 13,2 puntos y el liderazgo entre los canales. Canal 13 quedó segundo, con 11,1 puntos.
"Son amores" empezó el año con más de 30 puntos en Canal 13, pero con el correr de los meses fue descendiendo. Ahora pierde por 4 o 5 puntos contra "Costumbres argentinas" (Telefé). En el transcurrir, llegaron invitados a salvar las papas, como Guillermo Cóppola y Andrea Frigerio. Pero ahora los autores recibieron la orden de reincorporar a Marcela Kloosterboer. La novia de Mariano Martínez en la vida real volverá a ser la novia de Martín Marquesi en la ficción hasta fin de año, con final feliz.
No es la única que llega. El popular Midachi Miguel del Sel entra como un profesor de canto. Y para fin de año se espera la perla mayor: a la mismísima Susana Giménez.

Otras visitas
El rating favorece a "Costumbres argentinas", que se emite en el horario de las 21. Y más por estos días, cuando una invitada especial cambió el rumbo de la tira. Carolina (Juanita Viale del Carril) es una hija de desaparecidos apropiada por el matrimonio de Celina (Rita Cortese) y Pichi (Alberto Martín), y además comenzó una historia de amor con Gariel (Tomás Fonzi).
Cuando faltan apenas dos capítulos para redondear los 13 pautados, "Disputas" consiguió estar en boca de todos. Por el tema que trata (cinco prostitutas), por las osadas escenas de sexo que depara o por la estética personal, disparatada e inusual que le imprime su director, Adrián Israel Caetano (Tumberos); quién lo sabe. En el último capítulo, fueron los tres invitados los que alteraron el normal devenir. Una provocadora Julieta Cardinali ingresó para comenzar una historia lésbica con Maga (Dolores Fonzi). Y Mariana Arias (la travesti de "Tumberos") encontró la muerte a causa de la potencia sexual del octogenario Max Berliner (se destacó en "Tumberos"). (Especial)