"En San Lorenzo no hay bandas que roban"

La Policía del lugar afirma que no tiene registros de denuncias, y que los asesinos de las turistas serían oportunistas que atacaban al azar. El juez Pérez cree que los homicidas querían robar, pero ante la resistencia de las francesas las golpearon, las violaron y las mataron.

23 Ago 2011
1

La intención era quitarles la cámara de fotos, los teléfonos celulares y el bolso. Observaron a las mujeres solas en El Mirador de la Quebrada de San Lorenzo, y las atacaron. Pero Houria Moumni y Cassandre Bouvier se resistieron tenazmente, y sus agresores las golpearon, las violaron y, finalmente, las ejecutaron. Así lo cree el juez de Salta, Martín Pérez, , luego de la declaración de Gustavo Lasi, uno de los detenidos. El 15 de julio sucedió el ataque a las turistas galas.

La versión de que Moumni y Bouvier fueron víctimas de "La Banda Asaltaturistas" estuvo siempre presente en la investigación desde que los cuerpos de las mujeres fueron hallados por un turista chaqueño, según informaron a LA GACETA fuentes de la Justicia salteña.

Los investigadores buscaban un posible móvil para el brutal ataque, y en la zona no había antecedentes de algún sádico que actúe con la saña que tuvieron contra las turistas. A eso se le sumó los dichos de lugareños, que afirmaron que muchos visitantes al paseo público comentaban que les habían arrebatado sus pertenencias.

Sin embargo, desde la comisaría de San Lorenzo afirmaron que no tienen registros de las denuncias. "No puede hablarse de una megabanda organizada, es algo imposible en San Lorenzo. Es una zona tranquila", dijo una fuente de la dependencia, que pidió reserva de su nombre.

Sin embargo, reconoció que no todos los turistas denuncian los robos. "Puede haber algún arrebato, pero solamente hay denuncias de los que necesitan las constancias de denuncia por las tarjetas de crédito o por los documentos", enfatizó.

Pero para la Justicia salteña, Lasi, Santos Vera y Daniel Vilte Lasi, no era la primera que robaban a turistas. La fuente judicial consultada afirmó que los hombres aprovechaban su conocimiento de las cortadas del paseo de la Quebrada, y robaban a los turistas cuando estos se descuidaban o estaban solos. "Hablamos de robos al voleo, de oportunistas. No de una megaorganización", dijo la fuente.

Nuevas declaraciones

La principal expectativa en el proceso está puesta ahora por la inminente ampliación de la declaración de la indagatoria de Vilte Lasi y Vera. Los dos hombres aparecen como más comprometidos después de la confesión parcial de Gustavo Lasi, según NA.

El vocero de la Justicia de Salta, Marcelo Báez, dijo que la declaración de Lasi, efectuada el viernes luego de enterarse que se comprobó que dejó rastros de su semen en el cuerpo de Moumni, abrió una puerta al esclarecimiento del hecho.

No obstante, Báez se encargó de aclarar que Lasi dio su propia versión de los hechos ante el juez Pérez, en la que su actuación en el sangriento crimen quedó desdibujada.

Vera fue detenido originalmente como sospechoso de haber colocado en la escena del crimen dos proyectiles con el fin de desorientar la pesquisa. También se le secuestró un estuche de cámara fotográfica compatible con la máquina de las francesas.

Vilte Lasi, el más antiguo de los arrestados, fue comprometido en el caso a partir de que intentó vender el arma homicida tres días después del crimen. En tanto, el recorrido de la carabina semiautomática calibre 22 perteneciente a Gustavo Lasi que fue utilizada para matar a Moumni y Cassandre Bouvier, las dos jóvenes francesas, sería esta semana uno de los objetos de varias declaraciones y careos que ordenaría el juez Pérez.

Uno de los más comprometidos es Walter Lasi, padre de Gustavo y copropietario del arma, que había pertenecido originalmente a su padre.

Comentarios