Un helicóptero de Gendarmería derribó un avión que llevaba droga

La aeronave rozó en el aire a la avioneta y ambos sufrieron daños. Tuvieron que aterrizar de emergencia en el monte.

OPERATIVO. El helicóptero emprendió vuelo para persuadir a los pilotos de la avioneta para que descendieran, luego de que los detectara un radar. FOTO TOMADA DE INFOBAE.COM OPERATIVO. El helicóptero emprendió vuelo para persuadir a los pilotos de la avioneta para que descendieran, luego de que los detectara un radar. FOTO TOMADA DE INFOBAE.COM
07 Agosto 2011
SANTIAGO DEL ESTERO.- Un roce en el aire obligó a una avioneta no identificada y a un helicóptero de Gendarmería Nacional a aterrizar de emergencia en el norte provincial, donde luego se detectó que la nave particular llevaba drogas, según confirmaron hoy fuentes policiales.

Pese al hermetismo con que la fuerza involucrada manejó el incidente, trascendió que alrededor de las 15 de ayer tuvo lugar el episodio en el espacio aéreo comprendido entre las localidades santiagueñas de Campo Gallo y Los Pirpintos, a unos 300 kilómetros al noreste de la capital provincial. Todo comenzó cuando el nuevo radar primario, fabricado por Invap y puesto en funcionamiento en el aeropuerto local por la presidenta Cristina Fernández en julio, detectó un vuelo no autorizado. Entonces se puso entonces en marcha el mecanismo para interceptarla. Para ello, un helicóptero de Gendarmería partió a su encuentro.

Aparentemente, el piloto de la avioneta se habría rehusado a descender y en esa acción se produjo un roce entre ambas aeronaves, que resultaron dañaron y tuvieron que bajar de inmediato en un campo que se estaba desmontando en el departamento Alberdi, según relataron fuentes vinculadas a la investigación.

Los cuatro gendarmes que viajaban en el helicóptero descendieron sin inconvenientes, pese a que presentaba desperfectos la parte posterior de la máquina. Luego, los oficiales comunicaron su posición a la base y dos comisiones, una de la Sección de Alberdi y otra de Monte Quemado, fueron en busca de sus camaradas.

Mediante el sistema de GPS pudieron localizarlos ilesos cuando caía la tarde. También participó en la búsqueda personal de la Policía provincial y del Parque Nacional Copo, ya que se trata de un lugar en el que no hay caminos, sino picadas abiertas en el monte. En tanto, la avioneta bajó a unos 500 metros del helicóptero y su piloto no pudo ser localizado. La nave llevaba una carga de drogas, aunque no se precisó si se trataba de marihuana o de cocaína. (DyN)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios