"Con 678 se construye realidad; con TN, también"

En Tucumán, el productor televisivo Diego Gvirtz habló del vínculo entre polÍtica y medios. El creador de TVR se despachó en contra del "oligopolio del grupo Clarín". Dijo que en River "no hubo tanta violencia". Video

02 Jul 2011
2

RECORRIDO. Gvirtz irrumpió en el medio televisivo en 1994, haciendo informes con perfil investigativo para un programa de fútbol. Después llegaría TVR. LA GACETA / FOTO DE JOSE INESTA

"Yo estoy planteando que la televisión es construcción de realidades. Con 678 se construye realidad. Pero con TN, desde otro lugar, también. Nosotros jamás nos ponemos del lado de ?la verdad?; yo creo que hay muchas verdades, e infinitas miradas de la realidad. Nosotros somos una mirada, en la que creemos honestamente. Del otro lado hay un sistema de medios oligopólico, que se plantea ?nosotros somos todas las miradas?. Lo que nosotros venimos a decir es: ?ustedes son una mirada disfrazada de todas las miradas?". Quien lo dice es Diego Gvirtz, productor de Televisión Registrada (TVR), de Duro de Domar y de 678. Con este último formato, Gvirtz le puso en abril de 2009 a la televisión estatal un sello explícitamente político por la señal de Canal 7. Ayer, Gvirtz pasó por Tucumán, donde habló de "Medios y política", en la sede del PJ. También hubo tiempo para una charla con LA GACETA, en la que Gvirtz no ocultó dos de sus obsesiones: su defensa en contra de lo que él define como "los oligopolios" mediáticos y una pasión futbolera que, además, viste los colores del por estos días devaluado River Plate.

Gvirtz define a 678 como "un programa de análisis de medios". Asegura que antes de recalar con esa propuesta en Canal 7 había tocado varias puertas, incluida la de Canal 13, donde producía TVR. En defensa de su criatura mediática, que cosecha adhesiones y rechazos con igual intensidad, asegura que 678 pudo mostrar "algo que antes no se mostraba". "678 coincidió con el debate de la Ley de Medios, que fue enriquecedor para todos. Se rompió un oligopolio, aunque no del todo. Que la gente pueda comprender que hay muchos intereses confluyendo en los medios, que comprenda que los medios son parte de la política... jamas pensé que se llegaría a eso. Y eso va más allá de la ideología explícita que pueda tener 678", afirma Gvirtz.

En la charla aterriza, inevitable, la relación entre fútbol y política. ¿No perturba al deporte la relación tan estrecha que se plantea en la actualidad entre política y fútbol? "Me parece saludable la relación entre política y deporte; me parece saludable la relación entre entretenimiento y política... Es mejor visualizar esas sociedades que lo que pasaba antes: antes había sociedades que no se veían; antes, todo se veía menos", insiste Gvirtz.

Se le pregunta qué tiene ahora en mente. Y dice que le gustaría hacer un programa en el que se muestre qué significa el descenso de River a la B, "cuyos derechos de televisación están en manos del Grupo Clarín".

"Reconozco que tengo una visión muy capitalina, poco federal. Cuando se tomó Fútbol para todos, estaban todos los clásicos: Rosario Central y Newell?s, River y Boca, San Lorenzo y Huracán, Gimnasia y Estudiantes. Y esos clásicos ya no están", insiste. "Yo digo que si en el partido River-Belgrano en la cancha de River no hubiera habido errores arbitrales, creo que el resultado habría sido diferente. Aunque no me quiero poner en conspirativo", se ataja.
Comentarios