"Estamos recuperando los derechos: así logramos que vivan los desaparecidos"

El gobernador aseguró que hay símbolos de un nuevo Tucumán y de una nueva Argentina.

24 Mar 2011
1

EL COMIENZO. Funcionarios provinciales y nacionales descubren la piedra basal de una nueva escuela para Famaillá. SECRETARIA DE PRENSA Y DIFUSION

Trescientos metros separan un lugar del otro, pero la distancia histórica es tremendamente mayor. El viejo edificio de la escuela Diego de Rojas, en Famaillá, donde desde 1975 funcionó el primer centro clandestino de detención de personas del país, será destinado a espacio de reflexión y actividades sociales y culturales vinculadas con los derechos humanos. En su reemplazo, a pocas cuadras se levantará un nuevo local educativo, cuya piedra basal fue colocada ayer por el gobernador, José Alperovich, y el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni.
Los funcionarios nacionales y provinciales, junto con numerosos intendentes, legisladores y militantes políticos, recorrieron las instalaciones por donde pasaron más de 600 personas, según las denuncias realizadas ante los organismos de derechos humanos, la mayoría de ellos hoy desaparecidos.
En el patio del futuro establecimiento se plantaron tres árboles, para recordar a los detenidos que pasaron por la "Escuelita".
Sileoni, en su discurso, dijo que Néstor Kirchner y la presidenta, Cristina Fernández, estaban presentes a la distancia. Y destacó la gran confianza de la jefa de Estado hacia Alperovich, cuya gestión elogió. El público agitaba banderines y pancartas de los mellizos Juan y José Orellana, intendente y legislador, respectivamente.
El nuevo edificio, que albergará a 1.300 alumnos en la primaria y tendrá jardín de infantes, será pagado por la Nación. Aún no se anunció el monto de la inversión (se habla de unos $ 6 millones) ni cuándo se llamará a licitación.

Obligación social
"No se merece la gente que haya una escuela donde antes hubo un centro clandestino de detención (CCD) y torturas. Estos chicos no pueden estudiar en un lugar del horror. La vida y la muerte se llevan mal, el amor y el odio se llevan mal, las tizas y las balas se llevan mal. No vamos hacia el pasado por un sentimiento morboso ni con resentimiento, sino porque hay delitos aberrantes; no tenemos derecho de no hacerlo, porque la memoria es una responsabilidad de las sociedades, y queremos saldar una deuda con quienes no están", sostuvo Sileoni.
"Formamos un Gobierno que incorporó la asignación universal por hijo, que recuperó el salario y que no tomó una sola decisión contra los intereses de la gente. El Estado que antes desaparecía ciudadanos, hoy levanta escuelas, hospitales, puentes y mejora la vida de sus habitantes", remarcó.

Referentes y vencedores
"La dictadura de Jorge Rafael Videla llevó la práctica del terror a extremos de crueldad impensados, con el claro propósito de arrasar con todas las conquistas sociales y transformar estructuras de la economía", sentenció a su turno el gobernador, José Alperovich. 
El mandatario reivindicó a Néstor Kirchner como referente en la lucha contra la impunidad. "Hay símbolos del nuevo Tucumán y del nuevo país en que vivimos, como la escuela que se levantará en reemplazo de la que funciona donde estuvo un centro clandestino de detención. Estamos recuperando los derechos del pueblo y afirmando la vida: así logramos que vivan los desaparecidos", destacó.
La ministra de Educación, Silvia Rojkés, en tanto, reclamó que se trabaje en las escuelas en la reconstrucción de la memoria. 
"Los desaparecidos emergen hoy como vencedores de la historia", sostuvo el secretario de Derechos Humanos, Humberto Rava.

Comentarios