El Cablegate se cobra sus primeras dos dimisiones

03 Dic 2010
Las filtraciones de información sensible de Wikileaks han provocado ayer las primeras renuncias desde que comenzó la divulgación de los cables diplomáticos. Por la mañana, el Gobierno de Canadá oficializó la presentación de la dimisión de William Crosbie, su embajador en Afganistán. Por la tarde, el Partido Liberal Alemán comunicó la destitución de Helmut Metzner, hombre de confianza del presidente y ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle.

Tanto Crosbie como Metzner hicieron comentarios comprometidos y políticamente incorrectos en presencia de diplomáticos estadounidenses que, por su parte, los incluyeron en sus mensajes secretos al Departamento de Estado. El embajador canadiense criticó duramente al presidente afgano Hamid Karzai (motivó su dimisión en el deseo de que esos dichos no afectasen las relaciones bilaterales), mientras que el colaborador de Westerwelle brindó a la Embajada de EEUU todo tipo de información confidencial sobre las negociaciones de los partidos políticos para formar la coalición que gobierna Alemania en el presente. En uno de los cables filtrados por Wikileaks, el embajador estadounidense en Alemania, Philip Murphy, describió a Metzner, de 41 años, como un "joven ambicioso".

Comentarios