Las aerosillas empezarían a funcionar en enero - LA GACETA Tucumán

Las aerosillas empezarían a funcionar en enero

Las piezas del inmenso equipo llegaron a El Cadillal y se espera que en diciembre las terminen de montar en la ladera del cerro Médici. El sistema cuenta con 50 sillas biplaza y tres motores. Fue construido en Suiza. También harán una confitería y un mirador.

25 Oct 2010
2

IMPONENTE. Parte de las piezas del sistema de aerosillas fueron reunidas junto al busto de Celestino Gelsi. LA GACETA / JORGE OLMOS SGROSSO

El convoy era imponente: tres enormes transportes y un camión grúa. Cargaban la estructura del nuevo atractivo turístico que tendrá El Cadillal: las aerosillas. Con el arribo de las máquinas, el proyecto comenzó a materializarse.

"El sistema de telesillas que estamos montando en el cerro Médici fue construido por la fábrica Städeli, de Suiza. Un conocido centro de esquí lo utilizó un par de años y ahora se lo trajo para aquí. Previamente lo rectificamos a nuevo. El equipo salió de Suiza a Bariloche y desde allí vino a Tucumán", explicó el ingeniero Pablo Secul, responsable técnico de la firma ISB de Bariloche, que lo instalará.

El profesional especificó que el equipo cuenta con 50 sillas biplazas y tres motores para movilizarlo. "Luego de la rectificación, fue sometido a todas las pruebas de seguridad necesarias para tener la certeza de que está apto. Además, la estructura y las sillas son de hierro galvanizado, que evita la corrosión", aseveró.

El ingeniero explicó que los recorridos de ida y de vuelta tendrán 600 metros con una trocha de 4,80 metros entre ambos. "Las lineas de ascenso y descenso se confeccionarán con la posibilidad de ampliarlas y de agregar más sillas", agregó. "Sólo nos quedaría pintarlo. Pero eso es un detalle, porque sabíamos que al transportarlo se iban a rayar. Creo que si en diciembre finalizamos el montaje, en enero del año próximo puede estar funcionando", anticipó Mario Conti, el máximo responsable del emprendimiento y titular de la empresa que actualmente explota el catamarán que navega el dique. Asimismo, puso énfasis en que la obra civil (la confitería y el mirador en la cima del cerro) demorará un poco más. "Se está instalando una linea independiente a la aerosilla para transportar los materiales. Ahora estamos trabajando en la base o estación de ascenso", dijo.

La telesilla es una instalación de remonte que consta de una serie de asientos colgados de un cable de tracción que circula a una velocidad fija y está sustentado por diversos pilares.

"Si las cosas no se complican, en la primera quincena de enero de 2011 inauguraremos las aerosillas", adelantó Conti. Su empresa está asociada con ISB, la firma especializada en montaje, reparación y rectificación a nuevo de aerosillas, para construir y vender conjuntamente este servicio turístico y recreativo.

"No puedo imaginarme lo maravilloso que será la vista de este lugar desde 600 metros de altura", opinó Ana Claudia Lorenzo, una docente cordobesa, que paseaba junto a su familia por la zona de la vieja confitería y de las piletas. La visitante, oriunda de Carlos Paz, advirtió el sábado la presencia de los tres inmensos camiones, con sus respectivos trailers, estacionados junto al busto del ya fallecido gobernador de la provincia, Celestino Gelsi.

Los inmensos transportes (abarrotados de engranajes, motores, sillas, cables de acero y estructuras de columnas de hierro) cargaban el 90 % del equipamiento de las aerosillas. "No me caben dudas que la aerosilla será una importante fuente de ingresos para Tucumán", destacó Fernando Martín Ponte, esposo de Ana Lorenzo, mientras los obreros descargaban uno de los tres motores con los que será dotado el atractivo turístico.

Durante la etapa de armado, el personal técnico y de obra se alojará en una vivienda ubicada en la Villa del Parque, que los responsables del emprendimiento alquilaron especialmente. El proyecto de la aerosilla, según Conti, fue presentado en 2004 y recién a comienzos de este año fue aprobado y puesto en ejecución cuando les remitieron la primera parte del sistema.

"El recorrido será idéntico al que funcionaba en la fallida experiencia de 1971. Ese sistema fue implementado por el ingeniero Guizañú, de Mendoza, que también construyó las aerosillas de Vallecito, en su provincia natal, y el que aún funciona en la turística Piriápolis, de Uruguay", puntualizó Secul.

El ingeniero aclaró que las aerosillas de Guiñazú, hechas con los recursos de aquel entonces, son inferiores a las que se instalarán ahora en El Cadillal. "Estas, en una hora, transportarán 450 pasajeros en promedio. Espero que trabajen a destajo como las de Carlos Paz, que fueron el primer sistema de telesilla que se puso en marcha en el país, en la Navidad de 1955. En esa época se las denominaba de esa manera porque era más conocido el teleférico (cabinas), como el que se usa en la capital salteña, entre el parque San Martín y el cerro San Bernardo".

Comentarios