Una argentina fue maltratada y deportada en España

La mujer estuvo incomunicada en el aeropuerto de Barajas. Estaba embarazada de tres meses y perdió al bebé.

16 Oct 2010
1

MAL MOMENTO EN MADRID. La docente fue echada por las autoridades de migraciones del aeropuerto de Barajas. ARCHIVO

BUENOS AIRES.- El ministerio de Educación de la Nación denunció hoy que una profesora universitaria argentina, invitada por un catedrático de España y becada por esa cartera, fue demorada en un sótano de un aeropuerto de Madrid y expulsada luego de ese país. La mujer estaba embarazada de tres meses y, debido al episodio, terminó perdiendo su embarazo al arribar a la Argentina.

Horacio Fazio -director del Colegio Mayor Argentino, casa del ministerio que alberga a alumnos, docentes y profesionales locales que visitan o estudian en España- dijo que es la primera vez, en los 40 años de convenios entre ambos gobiernos, que sudece algo así. Según él, la educadora María Cecilia Tonón había sido invitada por el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid Julio Aróstegui, en una suerte de intercambio por dos meses.

Al parecer -y según las pocas explicaciones que le dieron las autoridades aeroportuarias- la docente necesitaba otra documentación para ingresar. Pero Fazio indicó que hasta ahora no había habido problemas con los papeles con los que son enviados los argentinos. "Estuvo cuatro horas demorada e incomunicada en una pieza sin ventanas en el subuelo la aeroestación de Barajas por la Policía de Frontera. Los efectivos se rieron constantemente de ella", añadió.

Tonón, por su parte, en un escrito dirigido a Fazio al regresar a Argentina expresó: "me encontraba en el tercer mes de mi embarazo, posiblemente por los efectos del stress y de los 22.000 kilómetros realizados en tan sólo 36 horas, tuve contracciones y algunas pérdidas al llegar, y mi médico me dictaminó reposo absoluto al menos por 15 días, aunque la gestación se interrumpió ayer".

"A esta situación, le tengo que sumar el desánimo moral y el terror. Tengo miedo, sinceramente, estoy con la voluntad quebrada", concluyó. (DyN)
Comentarios