El mensaje eterno de las piedras

El turismo cultural es una de las actividades obligadas en los valles. Una alternativa con historia.

08 Ene 2010
1

El Menhir remite a una palabra de origen celta que significa piedra larga (men=piedra e hir= largo). LA GACETA/ARCHIVO

El registro arqueológico del Valle de Tafí comenzó a ser conocido a partir de fines del siglo XIX y principios del XX. Los trabajos se redujeron a notas de viajes y comentarios de sitios aislados, preferentemente dedicados a la descripción de los monolitos de piedra pulida, grabados o lisos, que la literatura arqueológica tradicionalmente ha denominado como menhires.
Las primeras observaciones fueron realizadas en 1897 por Juan Ambrosetti, quien recalcó las diferencias arqueológicas entre Tafí del Valle y las otras áreas del Noroeste.

"El padre"
Si bien los monolitos son objetos tridimensionales, en aquellos de forma oval se observan dos caras y encontramos  una constante, referida a la utilización de uno solo de estos planos para la decoración del lugar. A partir de esto se podría plantear que estas inmensas estructuras fueron pensadas para ser vistas desde una sola posición. En estos casos el cuerpo puede ser dividido, entonces, en frente y dorso, y también vértices. Hay que aclarar que estos son los únicos menhires que cuentan con diseños grabados tanto icónicos como no icónicos en el cuerpo.

Comentarios