Chile se prepara para un giro a la derecha tras los comicios

El conservador Sebastián Piñera es amplio favorito entre cuatro candidatos presidenciales. La segunda vuelta será en enero. Expectativas sobre el candidato que saldrá segundo mañana. Las claves de los comicios.

12 Dic 2009
1

FAVORITO. Sebastián Piñera y su esposa saludan a su simpatizantes en el cierre de campaña, en Santiago. REUTER

SANTIAGO.- Chile podría girar a la derecha por primera vez desde la dictadura de Augusto Pinochet en las elecciones de mañana, a las que el empresario Sebastián Piñera llega con amplia ventaja frente a una coalición de centro izquierda desgastada tras 20 años en el poder.
Piñera, de 60 años, con una fortuna de unos U$S 1.200 millones e inversiones en la televisión, en la banca, en la aviación civil y en el fútbol, llega en mejor posición para convertirse en el sucesor de la carismática Michelle Bachelet, constitucionalmente impedida de presentarse a la reelección. Enfrente, el ex presidente Eduardo Frei (1994-2000) representa a la Concertación, la coalición de cuatro partidos que ha ganado todos los comicios desde 1990 y cuyos líderes fueron decisivos para poner fin a la dictadura. Frei, un tecnócrata de 67 años, ha lidiado con el desgaste de la coalición, con su propia falta de carisma (él mismo se define como una persona aburrida), además del fantasma de la actual presidenta, que llega al final de su gestión con un 80% de popularidad.

El disidente

Además, por primera vez la Concertación llega dividida a las elecciones ante la disidencia del carismático diputado independiente Marco Enríquez Ominami (MEO), hijo de un dirigente de izquierda asesinado por la dictadura. MEO llegó con un mensaje fresco que hizo pensar que superaría al propio Frei, aunque en las últimas semanas se ha estancado en las encuestas. Según el último sondeo, Piñera logrará el 44% contra 31% de Frei, 17% de Enríquez y 7% del dirigente comunista Jorge Arrate. Así, Piñera y Frei irían a una segunda vuelta, y aunque las encuestas revelan una clara ventaja para el derechista por 49 a 32%, no significa que todo esté dicho.
La clave está en la diferencia que saque Piñera, según el politólogo Guillermo Holzmann. "Si la distancia entre Piñera y Frei es menor de ocho puntos, la opción de Piñera tiende a disminuir en la segunda vuelta; si la diferencia es mayor, la opción de Piñera aumenta considerablemente", dice.
El escenario más factible de segunda vuelta es entonces entre un dirigente histórico y un "tiburón" en los negocios. "Incluso sus más fervientes partidarios saben que no es una inocente paloma, pero lo apoyan porque sus fortalezas están a la vista y son las que, según ellos, serían imprescindibles para conducir al país", dijo sobre Piñera el analista Cristóbal Bellolio. "Hay momentos en los que parece que la ciudadanía se inclina por buenas personas y otros en los que opta por buenos administradores", agregó. (AFP-NA)

Comentarios entre bambalinas
Capítulo cerrado.- La principal virtud de la Coalición es, según analistas, haber producido un tránsito exitoso hacia la democracia. Pero la transición ya se cumplió, más aún con la muerte de Pinochet hace tres años, y se percibe ahora que el país ya está preparado para recibir un gobierno de derecha sin miedo a que regrese el autoritarismo.

Pujanza.- La economía chilena es una de las más sólidas y de menor riesgo en la región. Es de las pocas naciones con grado de inversión en América Latina con una economía diversificada y basada en un modelo exportador. Se estima que en 2014 su PIB per cápita superará los U$S 18.000. Asimismo, Chile es el mayor productor mundial de cobre y abastece poco más de un tercio de la demanda global. También es uno de los principales productores de celulosa y molibdeno.

Planteos diferentes.- Mientras Piñera propone poner más énfasis en el sector privado para promover el empleo y el crecimiento económico, Frei ha enfatizado el papel del Estado y una continuidad de las políticas de Bachelet. Por su parte, Enríquez quiere mayor participación del Estado en materia de salud, educación, transporte y seguridad social.

Después de marzo.- El próximo Presidente asumirá en marzo deberá afrontar las divisiones internas de las coaliciones mayoritarias, una inevitable minoría parlamentaria y complejas negociaciones territoriales con Bolivia y con Perú, aunque en un escenario de estabilidad económica.

La estrella.- La elección que pueda realizar Enríquez Ominami genera la mayor expectativa, tanto porque según las encuestas es quien tiene mejores posibilidades de vencer en una segunda vuelta a Piñera, como porque con su caudal de votos puede arbitrar el ballotage si es Frei quien pasará a esa instancia. Si bien el voto progresista y de izquierda suma más del 50%, en segunda vuelta, el 17 de enero, no podrá sumar tan matemáticamente esas adhesiones como en elecciones anteriores.

Primera promesa.- El pacto para que no gane la derecha cobra fuerza. Frei aceptó la propuesta del postulante de la izquierda extraparlamentaria, Jorge Arrate, de unirse para el ballotage. "Si Frei pasa a segunda vuelta, vamos a dialogar poniendo bases de acuerdo", dijo el ex ministro.

Comentarios