El arquero de Alemania escribió una carta antes de suicidarse

Robert Enke se arrojó al paso de un tren. Su muerte conmociona al mundo futbolístico. Había adoptado un bebé.

11 Nov 2009
HANOVER, Alemania.- El suicidio del arquero de la selección alemana, Robert Enke, conmueve a los amantes del fútbol. La Policía encontró hoy una carta de despedida que confirma su muerte voluntaria. De este modo, se corrobó que el futbolista falleció al arrojarse al paso de un tren, cerca de su casa, en la localidad de Neustadt.

Según los investigadores, el guardametas del club Hannover, de la Primera división, estacionó anoche su auto a unos 10 metros de las vías, dejó su monedero sobre el asiento del acompañante y el vehículo abierto; caminó unos 100 metros y se arrojó al paso de la formación. Desde el primer momento, los indicios de los investigadores apuntaban a una muerte voluntaria, aún antes de que se encontrara la carta.

Consecuencias
Enke tenía 32 años y en 2006 había sufrido un gran golpe anímico al morir su única hija, Lara, de dos años, a causa de una enfermedad cardíaca congénita. En mayo había adoptado con su esposa un bebé que ahora tiene ocho meses. Según los testimonios de sus compañeros del club, tenía una personalidad reservada.

En su carrera deportiva fue ocho veces internacional con la Selección de su país y era uno de los candidatos para jugar el Mundial de Sudáfrica 2010. A propósito, la Federación Germana de Fútbol (DFB, por sus siglas en alemán) decidió suspender los entrenamientos del equipo, que trabajaba con vistas al amistoso con Chile, previsto para el sábado. (DPA-Reuters)
Comentarios