Cristina anunció una asignación universal por hijo de $ 180

Beneficiará a casi 300.000 tucumanos. Recibirán el subsidio los hijos de trabajadores en negro y desocupados.

29 Oct 2009
1

ENTRE APLAUSOS. La mandataria anunció el subsidio universal por hijo. NA

El Gobierno nacional lanzó este mediodía la implementación de un ingreso universal de $ 180 mensuales para menores de 18 años. El anuncio lo formuló la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en una acto en la Casa Rosada que fue anunciado sorpresivamente y que se transmitió a través de cadena nacional.

La medida se financiará con fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) y tendrá un costo fiscal cercano a los $ 10.000 millones, de acuerdo a los dichos de la mandataria. En el inicio de su mensaje -que fue antecedido por la lectura del decreto- planteó el alcance: "la ampliación de este beneficio llegará a los hijos de los desocupados y a los a sectores de la economía informal".

Además, en un intento por anticiparse a las críticas de la oposición, Fernández de Kirchner, admitió que "esto no va terminar con la pobreza, pero va a servir como paliativo para quienes todavía no tienen trabajo". Según indicó, cada mes los padres recibirán el 80 % de la asignación. El 20 % restante se cobrará acumulado en marzo, a cambio de un certificado de escolaridad del año anterior.

Así las cosas, el Estado busca asegurarse de que los beneficiarios asistan a la escuela y se hagan contoles periódicos de salud.

Las cifras locales
La asignación alcanzaría a unos 280.000 menores de 18 años que residen en Tucumán. Se trata de una población que, hasta ahora, no goza del beneficio.

De acuerdo con los datos de la gerencia regional de la Anses, actualmente se pagan unas 200.000 asignaciones familiares que corresponden al personal de la actividad privada registrado en la provincia. Otros 70.000 corresponden a hijos de empleados públicos.

Según las estimaciones  poblacionales, Tucumán tendrá en 2010 cerca de 1,51 millón de habitantes. Casi un tercio de ese total (aproximadamente 559.000 personas) corresponde a menores de 18 años, dicen las proyecciones de la Dirección Provincial de Estadística

El programa
La medida abarca a aquellos niños y adolescentes que no perciben otra asignación y que pertenecen a grupos familiares desocupados o que se desempeñan en la actividad informal.

El límite de edad es los 18 años, mientras que para los discapacitados no hay tope.

Se detalló que hasta los cuatro años deberá cumplirse el control sanitario y la vacunación obligatoria, y a partir de los cinco años deberá acreditarse la concurrencia a establecimientos educativos públicos. Por eso, quienes cumplan este requisito en marzo cobrarán el 20 % restante.

La asignación se cobrará mediante una caja de ahorro del titular en el Banco Nación, con una tarjeta sin costo alguno. Será entregada solamente a uno de los padres. LA GACETA ©


 


Comentarios