La NASA suspende los vuelos de transbordadores por un incidente

Se desprendieron piezas del tanque de combustible del Endeavour, que el miércoles partió hacia el espacio. La agencia investiga las causas.

17 Jul 2009
1

PERICIAS. La NASA grabó el momento en el que se desprendieron partes del tanque de combustible del transbordador. REUTERS

CABO CAÑAVERAL, Estados Unidos.- La Agencia Espacial norteamericana (NASA, por sus siglas en inglés) suspenderá los lanzamientos de sus transbordadores hasta que descubra por qué se desprendieron franjas de la espuma aislante del tanque de combustible del Endeavour durante el lanzamiento del miércoles. Así lo confirmó el encargado del programa, John Shannon.

Pese al percance, el aparato entró de manera segura en órbita luego de despegar desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida. Los videos y las fotos del lanzamiento mostraron cerca de una decena de fragmentos que se desmoronaron durante el ascenso, que duró 8,5 minutos.

Algunos pedazos chocaron con el escudo de protección térmica de la nave, aunque la NASA no cree que hayan causado daños serios. "No estamos preocupados, pero necesitamos entender qué fue lo que ocurrió para tenerlo en cuenta para el próximo vuelo", explicó Shannon, y agregó que trabajarán para llegar al fondo de la cuestión.

El director del programa señaló que se suspenderán los nuevos lanzamientos hasta que se encuentre una solución al problema de pérdida de espuma aislante. La NASA tiene programados siete vuelos más de transbordadores para completar la construcción de la Estación Espacial Internacional. Su próxima nave despegaría el 18 de agosto.

Pieza de seguridad
El escudo de revestimiento que sufrió daños en el Endeavour sirve para proteger a la nave durante su descenso a través de la atmósfera antes de aterrizar. Este vuelo se caracteriza por la intensa fricción que puede generar temperaturas de hasta 1.650 grados centígrados, casi un tercio de la temperatura solar.

A propósito de este hecho, el 1 de febrero del 2003, el transbordador Columbia se desintegró cuando su escudo de protección colapsó mientras volaba por la atmósfera hacia el punto de aterrizaje. Los siete miembros de la tripulación murieron en el accidente. Desde entonces, la NASA efectúa inspecciones para determinar las condiciones del revestimiento, necesario para regresar a la Tierra.

Los astronautas usaron el brazo robótico de la nave para estudiar las alas y la parte delantera con un sofisticado sistema, cuyas imágenes serán analizadas por los ingenieros en tierra, en los próximos días. El viernes tienen previsto realizar otra inspección clave, antes de que el transbordador se acople a la estación espacial. El comandante Mark Polansky volteará el aparato hacia atrás de modo que los astronautas puedan fotografiar su revestimiento central.

"En resumen, vimos varias cosas: algunas no nos preocupan, sobre otras realmente no podemos especular", dijo el administrador del programa de transbordador del Centro Espacial Kennedy, Mike Moses. "Sólo tenemos que esperar y ver qué pasa", remarcó.

El transbordador lleva el último segmento del laboratorio de investigación japonés Kibo a la Estación Espacial Internacional. La nave tiene previsto llegar al puesto orbital hoy para iniciar una misión que durará 11 días. El Endeavour también llevó suministros, partes sueltas y a un nuevo miembro de la tripulación, el astronauta estadounidense Timothy Kopra, quien se quedará a bordo de la estación para ocupar el puesto de ingeniero de vuelo que actualmente tiene el japonés, Koichi Wakata. (Reuters)

Comentarios