Cristina evocó la gesta de 1816 y llamó a construir la independencia continental

La mandataria dijo en su discurso que conoce los obstáculos que se pone a quienes promueven políticas populares. En el Hipódromo, la jefa de Estado pidió un minuto de silencio por Juan Valdez, quien murió en el lugar antes de que ella llegara.

10 Jul 2008
1

INSTO A CONOCER LA HISTORIA. La mandataria señaló que los pueblos que no conocen su pasado están destinados cometer los mismos errores. LA GACETA / JUAN PABLO SANCHEZ NOLI

"En nombre de esa historia, la verdadera, la que no nos cuentan tal vez, pero que intuimos que fue hecha por hombres y mujeres de coraje, quiero convocar hoy desde aquí a todos los argentinos, desde Tucumán, como hace 192 años, a construir esta nueva independencia, la del país de la producción, del trabajo, de la educación, de la salud, del desarrollo social y de la inclusión en una América del Sur unida, solidaria e integrada".
El llamado de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en el discurso de ayer en el Hipódromo, durante el acto que cerró su tercera (y brevísima) visita a la provincia en lo que va del año y los actos oficiales por el 192 aniversario de la Declaración de la Independencia. Antes de su mensaje, la jefa de Estado había pedido un minuto de silencio por Juan Valdez, el taficeño que murió en el lugar antes de que ella llegara.
La mandataria rescató las figuras de San Martín, de Belgrano y de Güemes y consignó que ellos se opusieron a algunos hombres del puerto de Buenos Aires ("todavía hay algunas plazas y avenidas en nombre de ellos", recordó), que no querían declarar la independencia.
"Es bueno conocer la historia; yo siempre digo que los pueblos que no conocen su verdadera historia están destinados, tal vez, a cometer los mismos desaciertos o los mismos errores", aseveró.

Integración
La mandataria vinculó directamente la gesta de la independencia con su decisión de que la Cumbre del Mercosur, durante la cual entregó la presidencia pro tempore del bloque, se hiciera en Tucumán.
"No fue una casualidad. No creo en las casualidades en la historia ni en la política (...) Si aquella vez (por 1816) se trató de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, esta vez se trata de construir la verdadera independencia de la América del Sur, junto a todas las naciones hermanas", exclamó.
La Presidenta, justamente, sostuvo que el momento histórico actual demanda la construcción de una nueva independencia, que reúna los esfuerzos de las naciones sudamericanas frente a un mundo cada vez más ávido de recursos naturales, con peligros y desafíos diferentes. Puntualizó que una condición básica para esa unidad es el reconocimiento de que cada país promueva un modelo de desarrollo como el que lleva adelante la Argentina. "No hay posibilidades de ser un país independiente si no somos una nación desarrollada económicamente e integrada socialmente", manifestó.

Votos y modelos
"Cuando un ciudadano vota, hace algo más que colocar a un hombre o a una mujer en un lugar institucional: está decidiendo también qué perfil de país, qué sociedad quiere construir. Estoy segura de que los argentinos queremos construir una nación donde el trabajo, la producción y la inclusión social vuelvan a ser banderas para todos", sentenció Cristina.
Dijo, también, que conoce los obstáculos que se ponen a quienes quieren llevar adelante gobiernos y políticas populares. "Ustedes lo saben porque muchas veces fueron traicionados y abandonados. Lo saben porque son los más humildes, los más vulnerables, los trabajadores, los obreros, nuestras clases medias, los que siempre pagan el precio de políticas que no contemplen un desarrollo de país", afirmó.
Por eso, rememoró, durante la Cumbre los presidentes se comprometieron a abordar cuestiones que impactan en la calidad de vida de los sudamericanos, "los alimentos, la energía, los temas que hoy deben desvelar a los dirigentes con responsabilidad institucional, social o empresarial", concluyó.

Dos horas en Tucumán
* Tucumanos y santiagueños estaban por abrocharse los cinturones cuando la voz amable de la azafata les dio la noticia: vamos a demorarnos, no por cuestiones técnicas sino porque no se puede aterrizar en Tucumán hasta que la Presidenta deje el aeropuerto. El anuncio no tuvo sonrisas como respuestas. Un abucheo generalizado llenó el fuselaje del avión de Aerolíneas Argentinas que se demoró varios minutos en Santiago del Estero.

* La contracara del escrache se vivió en el aeropuerto Benjamín Matienzo. Minutos antes de las 16 se oyeron un batir de palmas en el hall central de la aeroestación. Los curiosos supusieron que se precipitaba u nuevo escrache. Sin embargo, al enfocar la escena comprobaron que se trataba de todo lo contario: el diputado nacional José Ignacio García Hamilton era saludado con aplausos. Recibió además felicitaciones por haber votado contra las retenciones.

* Las comidas regionales fueron los souvenires elegidos por la comitiva presidencial. El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde se llevó dos grandes bolsas con empanadas y con alfajores.

* El Fokker f28 de la Fuerza Aérea, en el que llegó parte de la comitiva presidencial, es un avión reactor bimotor, con un techo de servicio de 35.000 pies (cerca de 10.670 metros). Puede usarse de avión sanitario (24 camillas o dos salas de terapia intensiva), de carga o de pasajeros (64 en su máxima capacidad y 40 en su versión VIP). Tiene una autonomía de vuelo de cuatro horas y media (alrededor de 4.500 Km).

* Según contó a LA GACETA una fuerte de la tripulación, estos aviones llegaron hacia fines de los 70. Por entonces era uno de los aviones más modernos. "El último es el Tango 02, que es uno de los dos que tiene Presidencia; Fuerza Aérea cuenta con cinco.

* Curiosamente, la noche de ayer mostró la Casa de Gobierno con las luces apagadas. El dato no es menor si se tiene en cuenta que todos los 9 de julio se ilumina la plaza Independencia con las luces del palacio de Gobierno. Además, el brillo de otros edificios resaltó, en contraste, la oscuridad del edifico de 25 de Mayo 90.
Comentarios