Latinoamérica emitió una dura condena a la política migratoria de Europa

Los presidentes reunidos en Tucumán repudiaron la normativa. La crisis alimentaria y energética también ocupó el centro de los debates. Todos los mandatarios instaron al desarrollo del bloque regional.

01 Jul 2008
1

ARDUO DEBATE. Los líderes del Mercosur participaron del plenario en Tucumán. LA GACETA/JUAN PABLO SANCHEZ NOLI

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró pasadas las 11 la XXXV Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, a la que los presidentes del bloque llegaron con una serie de documentos ya aprobados por sus cancilleres. Del encuentro participaron el brasileño Luis Inácio "Lula" Da Silva, el uruguayo Tabaré Vázquez; el venezolano Hugo Chávez; la chilena Michelle Bachelet y el boliviano Evo Morales. El paraguayo Nicanor Duarte Frutos estuvo ausente, debido a que abandonó anoche de la provincia para hablar ante el Parlamento de su país.

La mandataria anfitriona abrió el cónclave con un discurso en el que se refirió, principalmente, a las crisis por la suba en el precio de los alimentos y la falta de energía. En ese sentido, instó a la integración de los países de América. Ante los dignatarios invitados, Fernández de Kirchner repudió además la nueva política migratoria adoptada por la Unión Europea (UE) que prevé la expulsión de los inmigrantes sin papeles.

La sesión se realizó en el Salón Plenario del primer piso del Hotel Catalinas Park. En sus respectivas disertaciones, también el resto de los mandatarios criticó fuertemente la normativa de Europa. "Nos golpea muy fuertemente que no se respeten los derechos humanos de los latinoamericanos", dijo Tabaré Vázquez, uno de los primeros de los presidentes invitados en hacer uso de la palabra.

A su turno, Chávez fue más allá y exhortó a Sudamérica y a América Latina a tomar acciones concretas. "La Europa civilizada ha legalizado la barbarie", sentenció. La presidenta chilena aseguró que se debe exigir a los europeos un trato justo para los migrantes, especialmente a los latinoamericanos, por la historia de absorción de europeos que carga la región.

Da Silva advirtió: "debemos evitar que las crisis de los otros se hagan nuestras". Y subrayó que se debe aprovechar el momento "estupendo" que atraviesa la region. Al finalizar, CFK (por sus siglas) entregará formalmente la presidencia pro tempore del Mercosur a su par de Brasil, quien dará el discurso de clausura. LA GACETA.com ©
comentarios