Casi 1.000 tucumanas fueron golpeadas en menos de un año

Según estadísticas oficiales, en el 39% de los casos los agresores estaban alcoholizados. Un informe del Ministerio de Seguridad da cuenta de la gravedad de la situación en la provincia. Exhortan a todos los ciudadanos a denunciar los casos de agresión.

07 May 2008
1

EN LA CORTE. Lucila Colombo, funcionarias españolas, la jueza Sbdar y la diputada Rojkés de Alperovich. LA GACETA / JOSE NUNO

En nueve meses, casi un millar de tucumanas denunciaron haber sido víctimas de la violencia de género, señala un informe del Centro de Atención y Orientación en Violencia Familiar del Ministerio de Seguridad Ciudadana. El número por sí solo refleja la gravedad del problema, pero hay más cifras que ayudan a comprender la magnitud de este flagelo en la provincia: la mitad de las víctimas decidió hacer la denuncia luego de haber recibido ataques físicos y no antes, mientras sufría otras formas de violencia. El Centro comenzó a funcionar en los primeros días de julio del año pasado, en el local de Don Bosco 1.886. El informe, que fue presentado por el ministro de Seguridad, Mario López Herrera, contempla las denuncias realizadas hasta el 31 de marzo de este año.
El funcionario formó parte de un panel titulado "Criterios de intervención social, policial y judicial en Argentina y España", que se realizó durante las Jornadas de Capacitación y Sensibilización a Funcionarios Policiales y Judiciales en el Tratamiento de la Violencia de Género, que concluyeron ayer. De acuerdo con los datos recabados en el Centro de Atención, las mujeres constituyen el 97 % de las 981 personas que denunciaron ser víctimas de hechos de violencia.

Causas
La ingesta de alcohol figura como el principal factor desencadenante de las agresiones físicas en contra de las mujeres. El 39 % de las denunciantes dijo que su pareja estaba alcoholizada en el momento de haberla golpeado. El 32 % contó que los ataques tuvieron como motivo los celos y el 15 % expresó que la causa de las palizas fue un embarazo o el hecho de haber dado a luz.
López Herrera aseveró que las mujeres que concurren al centro reciben atención psicológica, asesoramiento jurídico, orientación social, asistencia médica y la inmediata actuación policial. "Las cifras demuestran la gravedad del problema. Pero por primera vez en Tucumán tenemos números confiables que reflejan la realidad de la situación. Esto nos permite trabajar en la articulación de políticas de prevención y de acción. Hasta ahora solamente nos guiábamos por la sola percepción que tenía del problema la persona a la que le tacaba intervenir", aseguró el funcionario. El ministro agregó que una de las maneras de prevenir este tipo de casos es generar en la sociedad un concepto de responsabilidad colectiva. "Se cree que esto sólo depende de la Policía y no es así. Las víctimas van a los hospitales y nadie hace la denuncia; tampoco los vecinos que saben que una mujer está viviendo en una situación de violencia familiar. Aunque la intervención policial es fundamental, es necesario que quien se entere de que están ocurriendo estos hechos, los haga conocer", sostuvo el ministro.
A pesar de que el Centro de Atención lleva nueve meses funcionando, las dependencias policiales continúan recibiendo diariamente denuncias por malos tratos en el ámbito familiar, según admitió el comisario Cruz Lazarte, de la Unidad Regional Este. La subcomisaria Beatriz Gómez, de la Brigada Femenina, reveló que reciben un promedio de 15 denuncias diarias. "Los casos de violencia preocupan. Pero es importante que las mujeres se animen a denunciarlos", agregó el comisario Lazarte.

Las causas de las consultas

* 74 por ciento de las mujeres golpeadas tiene entre 25 y 50 años.

* 18 por ciento de las mujeres que efectuaron la denuncia tiene menos de 25 años.

* 50 por ciento de las consultas que recibe el Centro de Atención y Orientación sobre Violencia se debe a agresiones físicas.

* 14 por ciento de las consultas se hizo por pedido de los hijos.

* 4 por ciento de las consultas fueron hechas porque los hijos fueron golpeados.

Comentarios