Durante la cumbre, desviarán los aviones presidenciales a otros aeropuertos

Con dos aparatos grandes, la base aérea local se declara saturada y debe cerrarse. La pista sólo puede asegurar la operatoria de las naves, que serían estacionadas en provincias limítrofes.

VISTA SATELITAL. Imagen aérea del aeropuerto local, tomada de Google Earth. ARCHIVO LA GACETA VISTA SATELITAL. Imagen aérea del aeropuerto local, tomada de "Google Earth". ARCHIVO LA GACETA
28 Abril 2008
El director del aeropuerto internacional Benjamín Matienzo, vicecomodoro Manuel Izquierdo Vázquez, aseguró hoy que esa base aérea está capacitada para garantizar la operatoria de los aviones durante la Cumbre del Mercosur, aunque aclaró que su permanencia está siendo analizada. "No hay problemas para que aterricen y despeguen, pero sí para que estacionen o pernocten", aclaró.

"Nuestra estructura no es la suficiente, porque estamos por recibir una decena de aparatos de gran tamaño, similares al avión presidencial Tango 01. Sin embargo, esa es una situación que se reitera en todo el país. Salvo Ezeiza, ningún aeródromo argentino puede albergar tantas naves al mismo tiempo", precisó Vázquez.

Por ello, el vicecomodoro indicó que se está evaluando la posibilidad de distribuir los aviones en diferentes aeroestaciones. Así, no se descarta la utilización de las pistas de Santiago del Estero, de Salta, de Jujuy e incluso de Córdoba. "Además, por aspectos vinculados a la seguridad, es preferible que no todos los vuelos sean estacionados en el mismo lugar", añadió.

El aeropuerto de Cevil Pozo fue inaugurado en su actual emplazamiento hace 20 años (12 de octubre de 1986). Ya por aquel entonces, se suponía que en un futuro cercano la terminal aérea resultaría chica, por lo que en los planos originales se dejó abierta la posibilidad de ampliar la plataforma y de agregar calles de rodaje.

Sin embargo, la remodelación nunca se concretó. En 1994, cuando lo elevaron a la categoría de internacional, se convirtió en una de las más importantes puertas de entrada y de salida del noroeste argentino. Cuatro años después, la empresa Aeropuertos Argentina 2000 se hizo cargo de su administración. Tampoco entonces se reflotó el proyecto de ampliación.

Con la realización del encuentro regional -previsto para fines de junio- el tema cobra relevancia otra vez. "Estamos en perfectas condiciones de recibir las aeronaves, y de garantizarles que operarán con total seguridad. Pero sí debe evaluarse la posibilidad de concretar un ensanchamiento", concluyó Vázquez.

De acuerdo a información extraoficial a la que accedió LA GACETA.com, con la llegada de dos aviones grandes la pista local se declara saturada y no puede continuar operando. LA GACETA.com ©

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios