Hillary esperaba recuperar terreno

Se aguardan resultados de las primarias demócratas en Wisconsin y en Hawaii.

20 Feb 2008
1

WASHINGTON.- Tras ocho derrotas consecutivas en las primarias demócratas para elegir candidato a la Casa Blanca, Hillary Clinton confiaba anoche en quebrar la racha ganadora de su rival Barack Obama en la votación de Wisconsin. La senadora tenía cifrada su esperanza en el voto de la clase trabajadora, donde tiene fuerte predicamento. Sin embargo, el intenso frío disminuyó la participación de los votantes en Wisconsin, que otorga 74 delegados.
No obstante, Obama realizó un buen trabajo en este Estado y esperaba revertir los primeros resultados. Los sondeos mostraban a ambos prácticamente empatados en la intención de voto, y un 11% de indecisos.
Además de la votación en este Estado del centro norte del país, ayer se celebraron los caucus (asambleas partidarias) de Hawaii, de donde Obama es oriundo y, por tanto, favorito. El próximo duelo será el 4 de marzo, en Ohio y en Texas, Estados que otorgan un importante número de delegados a la convención, que finalmente definirá al candidato.
Mientras, estalló una polémica entre los bandos demócratas sobre el papel de los llamados "superdelegados" a la hora de elegir al candidato del partido. Según Clinton, los cientos de superdelegados -dirigentes del partido y legisladores que participarán de la convención en agosto y en la que pueden votar según su criterio- no debían estar obligados por los resultados de las votaciones en sus estados. En cambio, Obama afirma que ese enfoque llevaría a ignorar la decisión popular y a dañar al partido. A esta altura de la competencia, no parece que ninguno de los candidatos llegue a alcanzar la nominación en las primarias. (Especial)
Comentarios