Podrían impedir el ingreso de los argentinos a las islas Malvinas

Reacción de los isleños luego de que ex combatientes hicieron flamear una bandera argentina en el cementerio de Darwin. Prohibido el celeste y blanco.

04 Abr 2007
1

El ex combatiente Mario Oscar Núñez ondea la bandera argentina en Darwin con la inscripción “volveremos”. AFP

PUERTO ARGENTINO, Malvinas.- Los ex combatientes que hicieron flamear la bandera nacional en el cementerio argentino de Darwin, en las Islas Malvinas, afirmaron que lo hicieron "sin ánimo de provocación" y como parte de un "merecido homenaje" a los caídos en el conflicto de 1982 en el Atlántico Sur.

"Lo hicimos con total naturalidad entendiendo que ese cementerio es una parte argentina, es como una embajada que tenemos los argentinos acá en Malvinas", consideró el ex combatiente Mario Oscar Núñez, uno de los cinco veteranos que participaron el pasado lunes de un acto de homenaje en las islas.

Si bien la Cancillería informó a la agencia Noticias Argentinas que no recibió ninguna queja por parte del gobierno británico a raíz de la medida de los veteranos, lo cierto es que los residentes en Malvinas no vieron con buenos ojos la iniciativa.

Andrea Clausen, miembro del consejo de gobierno de las Malvinas, dijo que los veteranos "podrían, potencialmente, ser sancionados", y advierte que en el consejo isleño "está en discusión" la autorización del viaje multitudinario de familiares de soldados argentinos fallecidos en la guerra, que estaba previsto para noviembre, según informó hoy el diario "La Nación".

En este sentido, el vocero y consejero del Gobierno de Malvinas, Mike Summers, advirtió acerca de las posibles "reacciones" de los isleños ante la "actitud" de los ex combatientes argentinos.

"Es una actitud que podría estimular reacciones, generar problemas. Cuando vean esas fotos habrá aquí quien podría pensar: si esta gente va a venir a hacer esto, no dejemos que entren más", sostuvo Summers.

A propósito, recordó que los consejeros isleños habían aceptado hace una semana la organización de un viaje masivo de familiares de soldados argentinos caídos en la guerra, previsto para fines de noviembre próximo.

En este sentido, fuentes oficiales aclararon los familiares no necesitan invitación porque cualquier argentino puede ingresar a las islas con su pasaporte, pese a que concedieron que el traslado de un contingente requería de ciertas comunicaciones y avisos.

El vocero del gobierno inglés aclaró que no es ilegal la instalación de una bandera argentina en las islas, aunque lo cierto es que en el cementerio de Darwin no se permite la colocación de una imagen de la Virgen de Luján puesto que su manto lleva los colores celeste y blanco.

Sin embargo, el ex combatiente Nuñez minimizó un posible malestar a raíz de su actividad en las islas, al señalar que los veteranos pueden "colgar una bandera en las islas así como en la Embajada que tienen en la Argentina los ingleses colocan su bandera, sin ánimo de provocación alguna".

"Hicimos un merecido homenaje, un minuto de silencio, cantamos el Himno y pusimos la bandera en un lugar que entendemos como extensión del territorio argentino", justificó.

Núñez, junto con otros veteranos, colgó una bandera argentina del cenotafio instalado en el cementerio de Darwin donde están inscriptos los 649 nombres de los muertos argentinos en la guerra de Malvinas, aunque sólo 237 cuerpos se encuentran allí.

De la acción participaron también Daniel Marini, Eduardo Conde, Ramón Robles y Guillermo Vélez. (NA-Especial)