Bassitta, un apellido con historia, volvió a los estadios tucumanos

Alejandro Gustavo, es hijo de Gustavo Gerardo José. Tuvo tres pruebas en Vélez Sarsfield. Ahora es el volante de creación de los "gallegos".

24 Ago 2002
1

CON FE EN EL PORVENIR. “Ahora quiero lograr el ascenso para All Boys”, aseguró a LA GACETA, el joven volante.

Muchos casos se dieron, en el deporte, de chicos que buscaron seguir los pasos de su padres. A veces, por gusto propio y otras, por estimulación. El apellido ilustre suele ser un arma de doble filo. "¿Será mejor que el padre?" es la pregunta que subyace siempre.
"Sólo cuando me preguntan digo, orgulloso, que soy su hijo", le contestó Alejandro Gustavo Bassitta a LA GACETA. Tiene 18 años y viene abriéndose paso en el fútbol grande en el club All Boys, de rico prestigio y en plena etapa de recuperación deportiva e institucional. Es el hijo de Gustavo Gerardo José Bassitta, rosarino de nacimiento, quien se ganó el aplauso jugando para San Martín.
La versión Bassitta II ha cambiado. Es volante de creación y a su fútbol le sumó la salsa del gol. Aportó tres tantos en la Primera B liguista para que los "gallegos" estén en la cima y clasificados para la próxima ronda.
Sus amigos lo bautizaron Richard porque se parece a un sacerdote de ese nombre, del colegio donde cursó el primario y el secundario. Hoy es alumno regular del primer año de la carrera de Marketing que se dicta en la UNSTA.
Ya sacudió dos veces la valla de Talleres. Todavía está sorprendido. "Es cierto, fueron dos golazos desde afuera del área. Además a Experimental le había convertido otro desde esa posición", dijo. Diez años atrás llegó a los "santos" y permaneció allí hasta los 12. "A los 15 años me probé en Vélez . Me citaron dos veces más a Buenos Aires pero el coordinador del club, para evitar los gastos de mi traslado y estadía, optó por un jugador de la zona", recordó Bassitta, sin disimular lo que para él fue un mal trago.
"Estuve mucho tiempo bajoneado y pensaba sólo en jugar fútbol 5 con mis amigos. Pero en 2001 me convencieron para ir a All Boys y con ellos -Rattaro, Defonsi, entre otros- empezamos en la Sexta división y hoy estamos en Primera".
Vino lo obvio: la comparación deportiva con el padre. "No tengo ningún parecido con el juego de él. El era corredor y metía en todos lados. Yo, nada que ver, soy habilidoso por naturaleza. Mi papá sigue mi carrera; es un fuerte crítico de mi juego ya que siempre me encuentra más fallas que virtudes, pero lo respeto porque de esto sabe mucho y, además, es mi papá", dice sonriendo.
Debutó en Primera, con el técnico Juan Gutiérrez, frente a Almirante Brown. "Lo cierto es que el debut me motivó. Ahora quiero lograr con All Boys el ascenso", amplió. Es diferente de los chicos de su edad en cuanto a que no tiene ídolos en el fútbol. "Puedo fijarme en lo que hacen en la cancha Riquelme o ?El Chori? Domínguez, pero nada más. Lo que sí, soy hincha de San Lorenzo de Almagro", concluyó Bassitta.

Juega donde le gusta
Siento un orgullo enorme como padre. Especialmente porque él fue marcando su camino en el fútbol. Jamás intenté involucrarme en su carrera. Juega donde le gusta, donde se siente cómodo. Utiliza la pelota para compartir un momento con sus amigos. Por ahora se destaca en la Primera "B". Para jugar en otro nivel tendrá que adaptarse a mayores exigencias. Me encantaría que pueda ser jugador de fútbol, pero depende de él.
Condiciones tiene. Lo que necesita es dedicarse más a la preparación.
Físicamente le falta trabajo. Nunca tuvo una pretemporada exigente y es pequeño. Como virtudes rescato sus buenas condiciones técnicas. Es un jugador pensante y cuenta con la personalidad necesaria para imponer su estilo.(Por Gustavo Bassitta, ex jugador de San Martín y padre de Alejandro)

Una fecha decisiva de "B" liguista
Puede ser una jornada de definiciones en el fútbol de la Primera "B" liguista. Esta tarde podrían conocerse algunos de los equipos clasificados para la ronda final.
De las ocho plazas, una ya le corresponde a All Boys, el primer adelantado. El resto deben jugarse a todo o nada. Tres equipos de la zona "A" y "C" y dos de la "B", llegarán al octogonal en busca de los dos lugares disponibles para la categoría superior en la temporada 2003. Estos serán divididos en dos zonas de cuatro cada una. Quienes consigan los dos primeros puestos lograrán el ascenso.
Por la zona "A" se enfrentarán Almirante Brown (14) con Mercedes (16), San José con Estación Experimental, ambos segundos con 17 unidades y All Boys, con Unión Aconquija (13).
Por la zona "B", jugarán Timbó FC (13)- Deportivo Trancas (13), Unión del Norte (12)- Sportivo Abella (8). Los encuentros se iniciarán a las 16.
Mientras que por la zona "C" lo harán Graneros(14) - San Ramón (20), Santa Lucía (6)- Trinidad (18) y Santa Bárbara (12) - Azucarera Argentina (4).