Actualidad Policiales

En los bares trabajan para atrapar a los “descuidistas”

El personal deberá estar más atento.
09 Sep 2018

En los bares y confiterías de la capital comenzaron a preparar a su personal para que “esté mucho más atento” ante cualquier caso de robo. Así lo afirmó Ernesto Gettar, presidente de la Unión Hoteles, Confiterías, Bares, Cafés, Restaurantes y Afines de Tucumán (UH), quien además señaló a los llamados “descuidistas” entre los principales autores de hechos delictivos.

“Se observa el movimiento de una persona sospechosa. Es muy característico que no consuma ningún producto en el interior del comercio gastronómico o responde que está esperando a alguien. En general, ingresan, se sientan y no piden servicio, ya que si lo hacen tienen que salir rápido al concretar el hecho, sino tendrá problemas por no pagar. Cuando entra, visualiza a su víctima y se prepara”, describió. “Obviamente, no todo aquel que espera a alguien va a delinquir. La idea es estar alertas”, añadió Gettar.

En las últimas reuniones de los empresarios del sector, asociados a la entidad local, quedó plasmada la preocupación por la inseguridad. “No sólo es inquietud de los bares y restaurantes, sino también del comercio sin distinción”, remarcó Héctor Viñuales, referente de la actividad y presidente de la Federación Económica de Tucumán.

Las cámaras

Innumerables imágenes mostrando cómo un ladrón se llevaba la cartera de una mujer, que estaba colgada en el espaldar de la silla, ha circulado en los últimos tiempos por las redes sociales, entre otras formas. Esa “viralización” fue consecuencia de la decisión empresarial de colocar más cámaras de filmaciones, puestas en diferentes puntos del inmueble.

“Como se viralizó tanto el modus operandi, los clientes se alertaron. La cartera colgada en la silla atrae a los posibles ladrones. Hay muchos bares que han puesto ‘colgadores’ debajo de la mesa, cerca del dueño. La cámara sirve ahora para determinar quién y cómo actúa una persona cuando se lleva un bolso. Aunque no previene el delito en el bar”, remarcó Gettar.

El titular de la UH describió que en los negocios gastronómicos se maneja menos dinero en efectivo, entre otros cambios de la actividad. “La gente paga menos con billetes”, enfatizó el directivo, respecto al uso de las tarjetas de crédito o débito.

Gettar, sin embargo, resaltó que la utilización de la cámara “no es disuasiva”. “Podés instalar más elementos, pero las personas atacan a cara descubierta. Tampoco se los puede atrapar”, enfatizó.

Viñuales, por su parte, manifestó que disponer de medidas de seguridad, como las videocámaras, “forma parte del servicio de un local gastronómico” en la actualidad. En esa línea, apuntó: “esto forma parte de una asignatura más del costo argentino”, destacó el titular del FET. “He visto que se instalaron más cámaras y se contrató seguridad privada donde funcionan más de un negocio, por una cuestión de costo”, indicó.

LA GACETA cuenta con un canal directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas. Los datos pueden estar acompañados por imágenes y videos. Se pueden enviar vía WhatsApp al número 381-6311910.