Un sufrimiento de 48 horas

Por Guillermo Cano - Preparador físico de San Martín.

Un sufrimiento de 48 horas
01 Diciembre 2022

Jugar una instancia eliminatoria a 72 horas de un partido decisivo representa ciertos riesgos en varios aspectos. Y eso es lo que le sucederá a la Selección en esta ocasión.

Principalmente se debe tener en cuenta que aún no existe una plena recuperación de aquellos jugadores que han completado los 90 minutos en el último partido (o aquellos con mayor porcentaje de minutos, contando los tres duelos de la fase de grupos), por lo cual existe un mayor índice de riesgo desde el punto  de vista lesional.

Además, para todo el cuerpo técnico, se presentan ciertas dificultades en cuestiones de estrategia: al no tener certezas respecto  de la disponibilidad plena de los jugadores que se pretende utilizar en la alineación inicial.

El partido frente a Polonia, además  de ser uno de los mejores en cuanto a lo estratégico y al funcionamiento general que tuvo el equipo, representó un gran desgaste físico por la alta intensidad de juego; propuesta casi en la totalidad de las situaciones por la Selección.

Estas primeras 48 horas, luego del partido, serán claves para disminuir los efectos agudos que provoca tal esfuerzo y, además, encontrar las mejores estrategias desde la planificación, para lograr cierto equilibrio entre los jugadores con mayor fatiga acumulada  y los que vienen sin competencia  en este Mundial.

Comentarios