Cuando la pasión se la lleva en la piel: impresionantes tatuajes tucumanos

Los tatuadores cuentan los secretos de los deseos de los fanáticos

Tatuajes que muestran la pasión Tatuajes que muestran la pasión
26 Noviembre 2022

Nadie puede discutir que la pasión de los argentinos por la disciplina que sea, es una de las más pasionales del mundo. Y a veces, esa pasión se puede traducir en un tatuaje, una imagen, un símbolo, que tenga relación con la Selección. 

Ojo, no es algo que haya sucedido, necesariamente, muy seguido en las últimas semanas. Claro, el Mundial recién comenzó, y los argentinos suelen esperar a las instancias más importantes de las competencias para inmortalizar, en su propia piel, algo que les recuerde un histórico momento futbolístico.  

Los tatuadores tucumanos, teniendo en cuenta el antecedente de la consagración en la Copa América el año pasado, donde fueron muchos los que decidieron seguir esta tendencia, ya proyectan lo que puede ser una explosión en el próximo mes, si el camino del equipo dirigido por Lionel Scaloni empieza a ser más exitoso en el Mundial de Qatar.

Y si bien no fueron muchos, sí hubo algunos fanáticos que decidieron tatuarse algo en la previa a la cita mundialista. Muchos de ellos se acordaron que debían cumplir con las promesas hechas para la Copa América. ‘’Me comentó que tenía que hacerlo porque era una promesa que había hecho cuando Argentina salió campeón, y tenía que tener el tatuaje antes del mundial’’, cuenta Sol Rodríguez Díaz, sobre la decisión de un cliente de hacerse una bandera de nuestro país. 

Cuando la pasión se la lleva en la piel: impresionantes tatuajes tucumanos

Diseños 

En algunos casos, los diseños fueron bastante simples, sin demasiadas excentricidades. Tiago Galíndez, otro tatuador, revela que tuvo la particularidad de tatuar una imagen casi idéntica a dos clientes distintos, sin relación entre sí: la imagen de Messi mostrando su camiseta a la hinchada del Real Madrid, en aquel recordado clásico de 2017 donde el astro argentino le dio el triunfo al Barcelona por 3-2, en el Santiago Bernabeu, sobre el final del partido.  

Pero esta imagen no compone la totalidad del tatuaje; en ambos casos, están acompañadas de un cero, ya que Messi, agarrando su camiseta, termina formando la figura de un número uno, y el tatuaje termina siendo, entonces, un número 10. Pero si hay una diferencia en los números cero, en los dos tatuajes que hizo Tiago.  

‘’Los ceros son distintos. Uno es el cero histórico de Messi en el Barcelona, y otro es el cero del 10 que usaba Maradona’’, explicó. En ambos casos, al igual que el cliente de Sol, los tatuajes fueron realizados como promesas por ganar la Copa América. 

Cuando la pasión se la lleva en la piel: impresionantes tatuajes tucumanos

Y si de promesas por la Copa América hablamos, también Jesús Aballay tuvo que estampar un diseño al respecto en la piel de un tucumano. En este caso, el diseño fue más desordenado, si se quiere: el trofeo de la Copa América, tapando parcialmente al sol de la bandera, que aparece de fondo, y debajo, la fecha en la que Argentina logró el título.  

Otro caso relacionado con la competencia ganada por la selección el año pasado afrontó Juan José Muran, que debió tatuar un mapa de Argentina con el sol de la bandera. En este caso, “Juanjo” sabe que este cliente volverá si los dirigidos por Scaloni se consagran en Qatar, ya que, si eso sucede, esta persona se tatuará los colores de la bandera, para completar así el símbolo patrio. 

Franco Harut también tuvo un par de casos en las últimas semanas, uno de ellos muy elaborado. ‘’La semana pasada hice una fotografía de Messi, y en estos días terminé un trabajo sobre Leo también, es un chico al que le hice toda una pierna completa’’, contó.  

El rosarino parece ser de los favoritos a la hora de los diseños, porque también una imagen del 10 debió tatuar Luis Suárez en la pierna de un cliente. En este caso, un muy vívido retrato del jugador del PSG, acomodándose la cinta de capitán. El astro argentino, pase lo que pase en el Mundial, ya dejó su huella imborrable en el recuerdo de miles de hinchas argentinos… y en la piel. 

Por supuesto, la gran variedad de tatuajes también lleva a que haya una importante variación de precios en los mismos, y de horas de trabajo. Por ejemplo, los tatuajes más pequeños, como los hechos por Sol Rodríguez Díaz y Tiago Galíndez, van entre los $1.800 y los $7.000. Como la realización de estos diseños es un poco más simple, el tiempo de trabajo va entre la hora y media y las tres horas. 

Pero en el caso de los tatuajes más elaborados, con imágenes bastante más realistas, como los que hicieron Franco, Luis y Jesús, el precio puede ir desde los $15.000 hasta los $40.000, dependiendo, como ya se explicó, del tamaño del tatuaje, y de la duración de las sesiones. Muchos requieren de entre 3 y 6 horas, y algunos, incluso, más de una sesión de larga duración. 

Cuando la pasión se la lleva en la piel: impresionantes tatuajes tucumanos

Promesa de boom 

Los tatuadores tucumanos coinciden en que, si Argentina logra ganar el Mundial, el negocio de los tatuajes puede tener una explosión importante sobre el cierre de año. Así lo vivieron muchos con la Copa América, y así proyectan también las próximas semanas. 

‘’Aún no tatué nada relacionado con el Mundial, calculo que porque es muy temprano. Siempre se tatúan algo, pero más adelante’’, apuntó Gabo Cabrera, algo en lo que su colega Alejandro Rosales coincidió. ‘’Creo que están esperando que Argentina gane para tatuarse’’, señaló. 

‘’La gente es re fanática del fútbol. Siempre en competencias locales e internacionales, se tatúan motivos de sus equipos. Y en el caso de la Selección es igual’’, afirma Luis Suárez, otro de los que está a la expectativa de lo que suceda con el equipo de Messi y compañía. 

‘’Por el momento, no hice tatuajes relacionados con la Selección. Si Dios quiere, si sale campeón Argentina, seguro haré varios. Para la Copa América, salieron algunos de Messi’’, revela Germán Gómez

Para los tatuadores, entonces, la expectativa por el Mundial es doble. Por un lado, claro está, tienen la misma ilusión que el resto de los casi 50 millones de argentinos, de poder volver a lograr un título. Pero como plus, saben que, si eso sucede, su actividad laboral puede tener un cierre de año muy positivo.


(Producción periodística Joel Katz) 

Comentarios