Los infaltables de la temporada primavera-verano

Dos diseñadoras tucumanas detallan cuáles serán las tendencias en indumentaria y complementos. Tonalidades vibrantes, mezclas de estampados y atuendos que transmiten frescura y alegría.

CONCEPTO: desde que iniciamos 2022, las marcas de lujo apostaron por mostrar en sus pasarelas y colecciones una evolución expresiva después de transitar los dos primeros años de la pandemia. Esa impronta condujo a que aparecieran muchísimas prendas llamativas y cargadas de color. “Durante la temporada primavera verano este mensaje va a potenciarse. Los outfits vendrán cargados de información sensorial (a través de patrones, texturas y tonalidades específicas) para ofrecernos una dosis extra de energía, alegría y levantar el ánimo de quien los vista”, comenta la diseñadora textil Alma Gutiérrez. Además, seguirá vigente la inspiración en los años 2000 (cambio de milenio) y el estilo Y2K.

PALETAS: nuevamente los colores vibrantes (sobre todo el verde neón, verde lima, naranja y turquesa) van a acaparar las vidrieras. En los maniquíes los veremos con combinaciones en bloques complementarios u opuestos. “El fucsia y las tonalidades rosas gozarán de un gran protagonismo. En parte, esto se debe a la popularidad del Barbiecore: una tendencia estética que se inspira en las muñecas Barbie y exalta la hiperfeminidad a través de la indumentaria y ciertas características físicas”, destaca Gutiérrez. También localizaremos bastante indumentaria blanca, natural y gris oscura.

ESTAMPADOS: las flores decorarán la mayoría de los vestidos, tops y polleras; en especial con patrones de grandes proporciones o abstractos. Junto a ellos, también primarán los detalles de mariposas y figuras referidas a la naturaleza. Como carta repetida del 2021, las rayas seguirán presentes en diversas formas (anchas, finas, verticales, etcétera). “Entre las novedades, en los desfiles europeos se notó una incursión de las estampas retro; con camisas y pantalones llenos de manchas o torbellinos coloridos. Tampoco faltarán los estampados a cuadros en tonos saturados”, indica la diseñadora Pamela Illia.

GÉNEROS Y TIPOLOGÍAS: vamos a presenciar el apogeo de los géneros que permiten dejar la piel al descubierto. Por ejemplo, mediante las transparencias, los tejidos con punto abierto y las prendas de crochet. Por otro lado, en las calles (al menos cuando no nos derritamos por el calor) veremos prendas de polipiel (material artificial que imita el cuero) en tonos crudos o pasteles y mucho denim. Las chombas y los chalecos cortos tendrán también las de ganar.

PARA SALIR DE LA ZONA DE CONFORT: la moda implica un medio de expresión y, como tal, existen instancias en las cuales podemos animarnos a experimentar y otras en las que fijamos límites. Las apuestas osadas 2022-2023 involucran adueñarnos de las minifaldas, las polleras pantalón cortas y los pantalones de tiro bajo.  Con menos probabilidades de uso, pero registrados en el radar de tendencias figura el combo de lucir minifaldas con pantalón debajo o ponernos en la parte de arriba tops o corpiños deportivos.“En cuanto a prendas infaltables, las musculosas de morley básicas y los conjuntos de short o pantalón con blazers a juego van a estar a la orden del día. Para la parte inferior, será indiscutible el protagonismo de los pantalones sastreros y los pantalones anchos (tipo cargo y con bolsillos)”, aporta Illia.

COMPLEMENTOS: el color tampoco se le escapa a los accesorios; en especial, con bolsos pequeños en tonos rosas, violetas, verdes y en la gama de los azulados. “En la línea de las carteras o los portaobjetos se apreciarán las riñoneras (algo que ya parece convertirse en un producto atemporal) y las bandoleras compactas”, acota Gutiérrez.

CALZADOS: para transitar las vacaciones y mantenernos activos en verano, las zapatillas de tela, las balerinas (chatas o con taco) y los mocasines regresan recargados. Igualmente, estarán presentes las plataformas con taco ancho y las sandalias planas flatform o con accesorios en los tobillos. Algo menos probable de replicar en Tucumán (al menos para la gente calurosa) serán las botas vaqueras o de caña alta en tonos impactantes.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios