Damián Rivadeneira, el tucumano que quiere limpiar los cerros

Es gerente de Maderplak y dedica gran parte de su tiempo a un ambicioso proyecto ecológico. “Es mi granito de arena”.

“ESTO NOS PERMITE SOÑAR CON UN MEJOR TUCUMÁN”. El empresario ecologista contagia su entusiasmo.  “ESTO NOS PERMITE SOÑAR CON UN MEJOR TUCUMÁN”. El empresario ecologista contagia su entusiasmo. LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO

“Creo que cada uno debe ser coherente con lo que piensa y siente. No tenemos que esperar a que alguien venga a solucionarnos los problemas. Mahatma Gandhi decía que tenemos que ser el cambio que queremos en el mundo, en nuestra casa, por eso creo que hay que empezar con pequeños cambios. Si te preocupa el hambre en el mundo, mínimamente y si podés, tené la coherencia de ayudar a un comedor. A mí me preocupa la ecología y hago lo que puedo por eso”, dijo el empresario Damián Rivadeneira, gerente de Maderplak en Panorama Tucumano anoche.

La empresa que dirige Rivadeneira posee un triple impacto social en donde lo redituable se suma a generar impacto social y ambiental con prácticas que contribuyan a la mitigación del cambio climático.

Con el programa de Responsabilidad Social Empresaria de su empresa -al cual se sumaron otras instituciones- llevaron adelante una serie de acciones para proteger el medio ambiente en Tucumán. “La primera acción se llamó Educar. Un grupo de biólogos fue a dar charlas sobre el cuidado del ambiente a diferentes escuelas. Los chicos aprendieron ahí a hacer bombas de semillas que sirven para sembrar en lugares inaccesibles. Se realizaron 10.400 bombas con esa acción”, contó entusiasmado. “Luego fuimos a limpiar el cerro con 440 voluntarios. Sacamos cuatro camiones de residuos, entre vidrio, latas y plástico, que luego se llevaron a reciclar. No sacamos ni el 2% de toda la basura. Dejamos el cerro San Javier impecable pero cuando bajábamos ya estaban tirando basura de nuevo”.

“En otra de las acciones, Conscientes, fuimos con 50 voluntarios a la Quebrada del Toro en el Parque Sierra de San Javier llevando árboles en las mochilas para restaurar un ecosistema que había sido dañado con por un incendio intencional. La última acción, llamada Sembrar, fue la de esparcir con vuelos en parapente las bombas de semillas que habían realizado los chicos en las escuelas”, afirmó.

Según el empresario - que moviliza a otras instituciones, se asesora y apoya en ellas para las acciones que llevan adelante con el equipo de líderes de su empresa, estas acciones generan mucha esperanza. “Nos permiten soñar con un mejor Tucumán”.

Una nueva experiencia

Este año se realizará Educar en el Hotel Hilton, una charla sobre ecología y medio ambiente orientado a chicos de 4to año de escuelas de Salta y Tucumán. “Los alumnos que participen deberán realizar un proyecto de sustentabilidad con el que concursarán por un viaje a Bariloche. Los docentes que acompañen ganarán capacitaciones para ellos. Queremos generar entre 25 y 30 proyectos que se puedan realizar en cada comunidad. Ganamos todos si se implementan”, aseguró.

Por consultas, escribir al correo: [email protected]

Comentarios