Si San Martín sigue jugando así, se le viene la noche

Fue un alma en pena en la Isla Maciel; casi no generó peligro sobre el arco local.

El estadio Osvaldo Balleto está emplazado en el corazón de la Isla Maciel, un lugar en donde a nadie le sobra nada; lleno de personas que para ganarse el pan de cada día deben ponerle alma y corazón a cada hora y a cada acción. Y San Telmo es un reflejo ello.

El “Candombero” hace algunas fechas estaba amenazado por el descenso pero Fabián Lisa le inyectó optimismo e hizo que sus jugadores siguieran la receta de la gente del barrio.

San Telmo no deslumbra, no tiene demasiado volumen de juego, no le importa si a la pelota la tiene el rival ni si tiene que tirar la bola a la calle. Es un equipo que muerde en todos los sectores, que va al frente con lo que tiene y (puede) y que deja el alma por conseguir puntos para asegurar su permanencia en la principal categoría de ascenso.

Contra ese rival perdió ayer San Martín. El equipo que pelea arriba, el que tiene uno de los presupuestos más altos de la categoría, el que necesita ganar para tratar de alcanzar a Belgrano (una misión que cada fecha que pasa parece más imposible) y para no perder el segundo puesto; fue una sombra que se diluyó al igual que el sol de la mañana bonaerense.

El “Santo” pareció haberse quedado en Tucumán; no haber venido hasta la Isla a buscar lo que debía y necesitaba. Salió a ver qué pasaba (con un esquema que fluctuaba entre el 5-2-3 y el 3-4-3) y que en el segundo tiempo se terminó desdibujando cuando Pablo De Muner mandó a todos los jugadores ofensivos al campo.

En un torneo tan parejo y en una cancha complicada (por dimensiones y estado del campo), es fundamental aprovechar las situaciones que se presentan. Mucho más cuando un equipo que hace gala de falta de definición está en una tarde de esas en la que prácticamente no puede dar dos pases seguidos.

Juan Miritello falló dos chances clarísimas en el primer tiempo; Abel Argañaraz, aportó otras dos en el inicio del complemento. Sí; en 90 minutos, más allá de algunas aproximaciones sobre el arco de Luis Ardente, el “Santo” tuvo cuatro oportunidades y falló en todos casos. En cambio, el “Candombero” tuvo una efectividad del 100 por ciento.

Desde el primer minuto se veía que San Telmo tenía una y varias limitaciones. Cada vez que San Martín intentaba acelerar, la defensa local tambaleaba. Tal vez eso hizo que De Muner haya decido meter mano en el equipo, con el objetivo de meter los goles y asegurar los tres puntos.

En el inicio del segundo tiempo, el entrenador mandó a la cancha a Tino Costa y Abel Argañaraz, por Nicolás Sansotre y Gustavo Abregú, Quiso matar y terminó suicidándose.

Es verdad que antes del gol “candombero”, Argañaraz tuvo dos opciones para adelantar a la visita. Pero los cambios descompensaron a San Martín en el fondo.

Nadie pudo suplir a Sansotre y por ese lugar se filtró Jonathan Cañete, quien regateó, se perfiló, junto tres defensores rivales y habilitó a Rodrigo González, quien acertó un pleno.

Si antes del gol en contra San Martín no había podido convertir, aun teniendo espacios, luego del gol de González el partido se acabo. O mejor dicho, se repitieron algunas escenas de los últimos juegos del “Santo”: fue a la carga, con lo que pudo, sin claridad, ni ideas ni peso ofensivo.

“Perdimos porque jugamos mal. Fuimos un desastre”, sentenció de manera contundente Hernán Lopes. Y no hay objeciones. Lo dijo el central, el más autocrítico de todos en el plantel. Si San Martín no mejora, se le viene la noche.

Caras largas en la salida

Los futbolistas “santos” salieron casi todos juntos del vestuario visitante. En fila india y con cara de enojo, se subieron al ómnibus para regresar al hotel ubicado en la Recoleta.

A madrugar para volver

El vuelo que traerá de regreso a la delegación, despegará a las 7.15 del aeroparque Jorge Newbery. Al llegar a nuestra provincia, los jugadores quedarán licenciados hasta el martes.

Próximo partido

San Martín volverá a jugar un domingo por la tarde, luego de mucho tiempo. El duelo contra Gimnasia de Mendoza, por la fecha 29, se disputará el 14 desde las 17.40 en La Ciudadela.

Se pierde el duelo con los mendocinos

Rodrigo Herrera sumó la quinta tarjeta amarilla y no podrá estar contra Gimnasia de Mendoza. Diego Sosa llegó a cuatro, igual número que tiene Juan Miritello.

El domingo puede ser peor

Si el sábado fue malo, el domingo puede ser peor para San Martín. Hoy, Belgrano recibirá a Mitre (S) y puede estirar más la distancia. Otros partidos: Deportivo Madryn-Alvarado, Flandria-Deportivo Maipú, All Boys-Agropecuario, Santamarina-Atlético de Rafaela y Chaco For Ever-Defensores de Belgrano. Resultados de ayer: Gimnasia (M) 0-Tristán Suárez 0, Deportivo Riestra 2-Sacachispas 0, Villa Dálmine 1-Ferro 0, Estudiantes (BA) 3-Guillermo Brown 2 y Temperley 2-Nueva Chicago 0.

Tamaño texto
Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS
Comentarios