La colina de la deshonra *

Por Roberto Fontanarrosa.

ENTRE SUS CREACIONES. El rosarino, en un trío de fantasía.  ENTRE SUS CREACIONES. El rosarino, en un trío de fantasía.
31 Julio 2022

Llueve sobre Saint-Étienne y eso me deprime. Pero Saint-Étienne tiene tranvía. Es más moderno por cierto, que aquel que yo conocí en mi infancia y juventud, pero su “talán-talán” es idéntico. Ese sonido dulcemente nostálgico me reconforta y me recuerda al tranvía 27 que allá, en Rosario, me llevaba a la Escuela Industrial de la avenida Pellegrini. El recuerdo de la escuela me vuelve a deprimir. La que está exultante es la Hermana Rosa. No es para menos, se encuentra en la patria de su admirado Michel de Notre-Dame, más conocido como Nostradamus, notable astrólogo francés nacido en 1503. A Nostradamus se le deben predicciones astrológicas asombrosas, como el haber anunciado el descenso en la luna y los viajes espaciales mucho antes de que lo hiciera Julio Verne. Es más, Nostradamus predice el nacimiento de Julio Verne, que ocurriera en 1828 aunque en este caso, falla en el detalle de anunciar que Verne sería pianista. La vidente rosarina asegura ser la reencarnación de Nostradamus y, seguramente, el astrólogo que predijo también la muerte de los hermanos John y Robert Kennedy y el advenimiento de la tostadora eléctrica jamás imaginó que podría llegar a reencarnarse tanto. “Es que estoy comiendo demasiado –admite la mentalista- por la ansiedad que me generan mis adelantos proféticos”.

Y sin más, descarga una trilogía de pronósticos, pero sin consignar goleadores, refinamiento que reserva para los grandes partidos.

“Dinamarca batirá a Arabia Saudita 2 a 1 –informa con mucha firmeza cerrando los ojos-. Francia vencerá a Sudáfrica por el mismo marcador. Y Bulgaria, me duele decirlo, le ganará a Paraguay 1 a 0”. Y se marcha, como una reina en el destierro.

* Fragmento (12 de junio de 1998).

Comentarios