EEUU: Asesor de cuatro presidentes y experto en golpes de Estado

Bolton admitió que ayudó a desestabilizar países para derrocar gobiernos extranjeros .

14 Julio 2022

“Planear un golpe de Estado es alto que requiere mucho trabajo”. Lo dijo John Bolton, que fue asesor de cuatro presidentes republicanos y alguien “que ha ayudado a planear golpes de Estado”, le dijo al periodista Jake Tapper, de la cadena CNN.

La confesión fue hecha durante la entrevista televisada el martes, después de la audiencia en el Congreso sobre el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de los Estados Unidos. El entonces presidente, Donald Trump, no intentaba un golpe de Estado porque es demasiado incompetente como para planearlo, consideró.

El entrevistador tiró de ese hilo: “No hay que ser brillante para intentar un golpe de Estado”.

Bolton no esperó el final y respondió: “Como alguien que ayudó a planear golpes de estado, no aquí, pero ya sabes (en) otros lugares, requiere mucho trabajo. Y eso no es lo que él (Trump) hizo”.

Tapper intentó que Bolton ahondara en lo que acababa de decir. El ex asesor, un belicista que impulsó bombardeos en Irán e Irak y un paranoico anticomunista, dijo “no voy a entrar en detalles”, aunque después citó la experiencia de Venezuela, donde el intento para destituir a Nicolas Maduro fracasó. “No tuvimos que ver con eso, pero vi lo necesario para que una oposición derroque un presidente elegido ilegalmente. La idea de que Trump es la mitad de competente que la oposición venezolana da risa”, dijo.

Bolton fue embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas y asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca en el gobierno de Trump. En 2019 -poco antes de renunciar al cargo-, apoyó el llamado del opositor venezolano, Juan Guaidó, para que los militares respaldaran su esfuerzo por sacar del poder a Maduro, argumentando que la reelección en 2018 fue ilegítima.

El diplomático ocupó cargos en las administraciones de Ronald Reagan, George H.W. Bush, George W. Bush y Trump, además de ser representante permanente de Estados Unidos ante Naciones Unidas entre 2005 y 2006.

Fue uno de los uno de los principales artífices del endurecimiento del bloqueo contra Cuba y un arquitecto de la guerra en Irak de 2003 para derrocar a Saddam Hussein con el argumento -que luego se probó falso- de que su gobierno poseía armas de destrucción masiva.

En agosto de 2005 volvió a la Casa Blanca de la mano de Bush hijo, que lo ratificó como embajador ante la ONU. Desde allí abogó por la permanencia de Estados Unidos en Irak, las intervenciones en Medio Oriente y la invasión en Afganistán, después de los ataques terroristas del 11 de marzo de 2004, en España.

Con la llegada de los demócratas, Bolton siguió abonando el perfil hostil del Partido Republicano. Abogó por ataques preventivos contra Corea del Norte e Irán, dos países con capacidad nuclear. En 2015 escribió en “The New York Times” que Estados Unidos podría realizar “un minucioso trabajo de destrucción” en Irán, de la mano de Israel.

Las declaraciones de Bolton no sorprenden por el contenido -los expertos en política exterior vienen desde hace años criticando las intervenciones de Washington en otros países-, pero sí es inusual que los funcionarios estadounidenses reconozcan abiertamente su papel en avivar los disturbios en países extranjeros.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, salió a responder: “Con el cinismo que caracteriza a la ultraderecha estadounidense, John Bolton admite haber ayudado a planear golpes de Estado en países soberanos”. Morales sostiene que Estados Unidos promovió el golpe de noviembre de 2019 en Bolivia, cuando se vio forzado a renunciar a la presidencia por presiones de la ultraderecha y las fuerzas armadas.

Carlos Fernández de Cossío, viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, repudió los dichos de Bolton. “El gobierno de Estados Unidos debería dedicar energías a enfrentar la descomposición política, ideológica y moral de su propia sociedad”, disparó.

Las declaraciones del “halcón” republicano generaron ruido en Estados Unidos. El ex agente de la CIA, John Sipher, dijo en Twitter que Bolton es un mentiroso que “nunca ha planeado un golpe” y que “envía una señal falsa al pueblo estadounidense de que altos funcionarios se sientan en la Casa Blanca y coreografían golpes de Estado”.

Comentarios