“Tucumán tiene mucho protagonismo en premios y convocatorias”

Diana Saiegh, presidenta del organismo autárquico, encabeza un equipo que desarrollará intensas actividades durante tres días. La labor en pandemia.

ARQUITECTA Y GESTORA CULTURAL. Daiana Saiegh está al frente del Fondo Nacional de las Artes desde enero de 2020 y administró la pandemia. ARQUITECTA Y GESTORA CULTURAL. Daiana Saiegh está al frente del Fondo Nacional de las Artes desde enero de 2020 y administró la pandemia.

El Fondo Nacional de las Artes (FNA), organismo que pertenece al Ministerio de Cultura de la Nación, financia y apoya el desarrollo de artistas, gestores y organizaciones culturales sin fines de lucro, para promover la industria cultural en todo el país.

El carácter federal_se manifestará desde hoy hasta el viernes en la provincia, con la visita de un equipo del FNA liderado por Diana Saiegh, su presidenta, para presentar sus líneas de apoyo y beneficios para proyectos culturales.

De la partida participa un tucumano, Gerardo Sánchez Katz, quien se desempeña como gerente de Planeamiento y Servicios Culturales de la institución.

Saiegh, prestigiosa arquitecta y gestora cultural que llegó a la gestión en enero de 2020, le respondió preguntas a LA GACETA antes de su viaje.

- ¿Qué tienen en común la arquitectura y la gestión cultural?

- La arquitectura y la formación que brinda la carrera son indispensables y muy útiles. Todo proyecto cultural tiene una estructura y un desarrollo que necesita de una visión general y de aproximaciones específicas. Es un modo de concebir la gestión que en lo personal siempre me ha sido beneficioso. Ambas profesiones conforman un círculo virtuoso, y están muy conectadas entre sí. Comparten la cultura del proyecto, que incluye al mundo de las ideas, el diseño, las distintas escalas, las estructuras, los detalles, la perspectiva, la planificación y el trabajo en equipo, entre otras cosas. Se requiere un método de trabajo ordenado, tanto para construir una casa como para organizar una exposición o un festival de música.

- Usted llegó a la gestión en al frente del FNA en pandemia. ¿Cuánto aumentaron los requerimientos de los artistas?

- Muchísimo. Nos tocó gestionar la crisis sanitaria más grande de nuestro tiempo. La pandemia afectó todo el sistema de la economía cultural. Los teatros, cines, institutos y escuelas de arte; todos ellos fueron los primeros en cerrar sus puertas y los últimos en abrir cuando la pesadilla del covid se empezó a apaciguar. Por eso nos tuvimos que readaptar, y rápido. Así surgieron las Becas Sostener 1 y Becas Sostener 2, que se orientaron a ayudar además de los artistas a aquellos que si bien no son artistas, son elementales para que la rueda gire: técnicos, sonidistas, iluminadores, es decir a todos los trabajadores de la cultura. Nos adaptamos y nos ampliamos mucho. En los dos años de aislamiento el FNA otorgó la mayor cantidad de becas a productores de todas las áreas artísticas desde que se creó el organismo y su distribución fue la más federal en su historia. Solo para dar una dimensión en números, durante 2019, en la Beca Creación -la beca con más inscriptos hasta ese momento-, se inscribieron 7.300 personas y se otorgaron 800 becas. Mientras que en 2020 tuvimos 58.000 inscripciones en los distintos planes y otorgamos más de 22.000 beneficios.

PROYECCIÓN NACIONAL. María Belén Aguirre, una de las premiadas. PROYECCIÓN NACIONAL. María Belén Aguirre, una de las premiadas.

- ¿Cómo llega el FNA a 2022?

- El FNA ha recuperado su razón de ser federal. Hemos tratado en estos dos años de fortalecer la participación de artistas y gestores de todas las regiones dando a conocer nuestras líneas de préstamos, becas y subsidios para que la acción del organismo no quedase circunscripta a Buenos Aires, donde se concentran las industrias culturales. El resultado es evidente en la participación cada vez mayor de escritores, artistas o artesanos en los premios y en sus ganadores de distintas ciudades. Además, este año abrimos los concursos de Artes Visuales y Artesanías, que no pudieron ser lanzados en los años previos por la pandemia; y readaptamos la Becas Creación con un enfoque totalmente federal, con motivo de esta nueva realidad que tiene hoy el organismo, en la que logra llegar a muchos más artistas de todos los puntos del país, con necesidades muy diferentes.

- ¿Cuáles son las áreas de proyectos culturales que se contemplan para apoyo de la institución tras la pandemia?

- Todas aquellas que tengan un fuerte arraigo comunitario son una prioridad para las líneas de beneficios del FNA. Fortalecer esas experiencias es la mejor forma de pensar una sociedad más igualitaria y solidaria, al menos desde nuestro lugar.

- ¿Qué expectativas tiene acerca de las actividades en Tucumán?

- Tucumán ha tenido mucho protagonismo, tanto en los premios como en las convocatorias para las líneas de beneficios. María Belén Aguirre ganó el Premio Nacional de Poesía con “Siamesas”, y Matías Javier Muzillo obtuvo el Premio Regional de Novela Gráfica, con “Yilé”, lo que da cuenta de una voz propia dentro de la producción nacional. Estar en Tucumán es apostar a que esto crezca y se manifieste en todos los rincones de la provincia. Entre las actividades previstas se destaca el lanzamiento de las Becas Formación a todo el país. Con esta línea el Fondo Nacional de las Artes se propone impulsar la formación y la capacitación en distintas áreas de la cultura. Asimismo, reafirmamos nuestro compromiso de fortalecer la igualdad de oportunidades en el acceso a la profesionalización del sector cultural argentino, promoviendo espacios de formación que estimulen el pensamiento crítico y la conformación de redes creativas, colaborativas y asociativas.

Un ejemplo de la acción del FNA se podrá apreciar en el Concierto Día de la Independencia, que tendrá lugar el sábado en el teatro San Martín. Allí se estrenará la Suite Tucma, que el músico tucumano Patricio Gómez Saavedra pudo componer a partir del apoyo de una Beca de Creación que la entidad le otorgó en 2021.

Tamaño texto
Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS
Comentarios