San Martín y la misión más compleja de todas

Con De Muner como entrenador, el “Santo” quebró varias marcas adversas. Esta tarde intentará ganarle a Atlético de Rafaela, el equipo que más diferencia le lleva en el historial.

NO SE PIERDE DETALLES. Pablo De Muner sigue de cerca el trabajo de sus dirigidos, durante una práctica. El entrenador tiene en claro que hoy no hay que dejarse sorprender por el equipo rafaelino. NO SE PIERDE DETALLES. Pablo De Muner sigue de cerca el trabajo de sus dirigidos, durante una práctica. El entrenador tiene en claro que hoy no hay que dejarse sorprender por el equipo rafaelino.

El fútbol es indescifrable y eso lo transforma en el mejor deporte que existe sobre la faz de la tierra. Aunque parezca una frase hecha, cualquier equipo puede ganarle a cualquiera y eso es lo que lo hace diferente. Por eso, Pablo De Muner y compañía intentan que sus pupilos no se distraigan.

San Martín se instaló en Rafaela enfocado en otro duelo clave en su lucha por seguir peleando por el primer ascenso. El golpeado Atlético de esta ciudad es el nuevo y gran obstáculo que se le cruzó en el camino a la “Demunereta”. Sí; justo la “Crema”, esa bestia invencible a la que en La Ciudadela todos le tienen un respeto gigante.

Es imposible hablar de Atlético de Rafaela en Bolívar y Pellerini sin que alguien diga la famosa frase “nos tiene alquilado”. Y sí, el Atlético, como le dicen los rafaelinos es el rival que más distancia le lleva en el historial al “Santo”.

A lo largo de la historia, ambos equipo se vieron las caras en 37 ocasiones. San Martín sólo venció en seis oportunidades, hubo 12 empates y la “Crema” cantó victoria en 19. El “Santo” convirtió 39 goles, mientras que Atlético de Rafaela, 66.

“Junto con Instituto, es el equipo con el que más veces jugó en la Primera Nacional; nada más que contra la ‘Gloria’ es un historial parejo”, le cuenta a LG Deportiva Ramiro Villa, integrante del Departamento de Investigación Histórica y Estadísticas del club. “El único que le lleva más diferencia a San Martín es River, en Primera división. Al “Millonario” sólo le ganamos una vez; ellos nos llevan 15 partidos de diferencia”, agrega.

La última vez que se cruzaron fue en La Ciudadela el 13 de diciembre de 2020, durante el minitorneo en el que se definieron los ascensos que habían quedado inconclusos en la temporada 2019/20. Aquella noche, la “Crema” goleó 3-0, gracias a los goles de Enzo Copetti, Lucas Blondel y Guillermo Funes. Eso sí; antes de la llegada de la pandemia, en el torneo en el que le borraron una campaña enorme, San Martín había cortado una racha de 21 años sin derrotar a su sombra “negra”, con un 3-0 inapelable, producto de dos goles de Luciano Pons y uno de Emiliano Purita.

CONCENTRADOS. Integrantes del plantel “santo”, reunidos en una de las habitaciones del hotel rafaelino. CONCENTRADOS. Integrantes del plantel “santo”, reunidos en una de las habitaciones del hotel rafaelino.

Jugando en la “Perla del Oeste”, San Martín solamente ganó en una oportunidad: el 6 de octubre de 1991, cuando el equipo que dirigía Jorge Ginarte derrotó 1-0 a la “Crema” con gol de Ricardo Solbes.

Además, hubo un cruce muy recordado que, si bien no fue una victoria, en La Ciudadela la celebraron como tal. En la temporada 1994/95, ambos equipos se cruzaron en semifinales del Reducido. En la ida, de local, San Martín había ganado 1 a 0 con gol de José Zelaya. En la revancha, el equipo dirigido por Ricardo Gareca aguantó los “trapos” pese a terminar con ocho jugadores en la cancha, igualó 0 a 0 y se aseguró un lugar en la final.

Pero en la enorme mayoría de los cruces a lo largo de la historia, se repetía un patrón. No importaba quién llegaba mejor al duelo o si San Martín venía pisando el acelerador a fondo y Atlético de Rafaela no pasaba un buen momento. La “Crema” siempre sacaba pecho ante el “Santo”, en algo tan inexplicable (porque en el medio cambiaban protagonistas y contextos) como contundente.

“Sí; es inexplicable esa tendencia. La verdad es que no se le encuentra explicación”, asegura Darío Sand; “es raro, pero nosotros intentaremos quebrar esto”, agrega de manera confiada Hernán Lopes.

Más allá de la estadística y la historia, San Martín debe ganar por el presente. Si quiere llegar a las últimas fechas con chances concretas de lograr el primer ascenso, esta tarde no debe fallar. “Rafaela es un equipo durísimo que viene mal e intentará recuperarse. Y nosotros tenemos la obligación de seguir ganando”, sentencia el “1”. “Pese a que no vienen bien, son un equipo de cuidado”, agrega el central.

Desde la llegada de De Muner, San Martín quebró varias rachas adversas y hoy tiene un desafío supremo: para poder seguir apuntando alto en el torneo, debe plantar bandera en una cancha complicada ante un rival que históricamente lo sometió. “Que la gente crea”, supo decir el DT; “que así sea”, imploran sus hinchas.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios