Supuesto caso de abuso: el sacerdote de Simoca afronta dos investigaciones

El obispo José Díaz anunció que la Iglesia iniciará una investigación paralela a la de la Justicia. Se hará una pericia clave en la causa

TENSIÓN EN SIMOCA. El padre Valdez fue suspendido temporalmente hasta tanto avancen las investigaciones iniciadas. TENSIÓN EN SIMOCA. El padre Valdez fue suspendido temporalmente hasta tanto avancen las investigaciones iniciadas. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL
Por Rodolfo Casen y Gustavo Rodríguez 26 Mayo 2022

El sacerdote denunciado por abuso sexual afronta dos investigaciones. Por un lado, el fiscal Marcelo Leguizamón avanza con la investigación del caso para determinar si existió un delito. Y por el otro, la Iglesia anunció que realizará una pesquisa paralela donde analizará la conducta el religioso que fue suspendido cautelarmente del ejercicio público del ministerio hasta tanto se resuelva su situación procesal.

El caso se conoció el lunes, cuando la familia de una adolescente de 17 años se presentó en la iglesia Nuestra Señora de la Merced, frente a la plaza principal de Simoca y, al grito de “¡violador, violador!” le propinó una golpiza al cura Pablo Valdez (54 años).

La primera versión que trascendió fue que, tras una discusión en casa, la adolescente había salido anunciando que se iría a vivir con el párroco. Eso, sumado a largas ausencias de la chica y a que pasaba mucho tiempo en el templo, había llevado a pensar a su familia que el religioso estaba manteniendo una relación con ella.

La familia decidió seguirla y, al ver cómo la recibía Valdez, comenzaron a agredirlo. Algunos vecinos se sumaron a la paliza. Como la comisaría se encuentra a 100 metros del templo, la Policía no tardó en llegar y puso a salvo al religioso, que por su seguridad fue trasladado a la capital. Sufrió lesiones, pero ninguna de gravedad.

En tribunales

El fiscal Leguizamón, que está al frente de la investigación, ordenó una serie de medidas antes de tomar alguna decisión. En las próximas horas se realizará la Cámara Gesell donde la adolescente será entrevistada por profesionales que determinarán si hubo una relación consentida. A partir de allí se definirá la situación procesal del religioso que por el momento no fue imputado de ningún delito.

La ley establece como un delito de abuso si un mayor mantiene relaciones sexuales con una menor de entre 12 y 15 años y puede recibir una condena de seis a cuatro años. Pero si el supuesto romance se inició cuando la joven tenía 15 años, la pena será mayor porque su condición de clérigo sería considerada como un agravante.

Aunque no trascendieron mayores detalles, el fiscal podría ordenar otra serie e medidas para determinar si este es el único caso en el que estuvo involucrado Valdez, ya que él era una de las máximas autoridades de un establecimiento educativo de Simoca.

Comunicado

Por otra parte, a través de un comunicado de prensa, el obispo de la Diócesis de Concepción José Antonio Díaz, además de suspenderlo en sus funciones, anunció que se realizará una investigación interna que se desarrollará de manera paralela a la pesquisa judicial.

El documento, que tiene seis puntos, en el tercero indica: “Al tomar conocimiento de la situación y por tratarse de un presunto delito contra el sexto mandamiento del decálogo, cometido por un clérigo con una persona menor de edad, di apertura a la investigación preliminar que prevé el Derecho de la Iglesia para estos casos. Aclaró que esta investigación en nada obstaculiza la investigación que lleva adelante la justicia civil”.

El sexto mandamiento, según la información a la que tuvo acceso LA GACETA, se refiere a un delito sexual cuando haya sido cometido con violencias o amenazas, o públicamente o con un menor que no haya cumplido dieciséis años de edad. En caso de ser encontrado culpable, puede hasta ser expulsado del estado clerical.

“Ratifico mi compromiso y el de la Iglesia de la Diócesis de Concepción en trabajar por la protección de los niños, niñas y adolescentes, recordando que es un compromiso de todos los fieles”, señaló Díaz en el comunicado.

También indicó: “Me pongo a disposición de la presunta víctima y de su familia para acompañarlos a atravesar esta difícil situación y de la justicia civil para colaborar en lo que considere oportuno”.

Tamaño texto
Comentarios