Nazis en 1936 recuerdan el triunfo de Hitler

El bar Germania, frente a la plaza Independencia fue el epicentro de la reunión. El acto del Luna.

LUNA PARK. El estadio porteño fue colmado por más de 20.000 nazis. El mayor acto fuera de Alemania de los seguidores de Hitler LUNA PARK. El estadio porteño fue colmado por más de 20.000 nazis. El mayor acto fuera de Alemania de los seguidores de Hitler

El bar Germania, frente a plaza Independencia fue el epicentro de la reunión. El acto del Luna Park

La llegada de Adolf Hitler al poder en Alemania puso en alerta a la comunidad judía internacional y los argentinos de esa fe hicieron escuchar su protesta al cerrar sus comercios ubicados en el centro tucumano. Corrían los últimos días de marzo de 1933, el 24 el canciller obtuvo los poderes absolutos y la preocupación iba creciendo. Comenzaba la persecución con ataques a las actividades de esa comunidad que culminaron con los campos de concentración y la muerte de millones de seres humanos. El 22 de marzo de aquel año comenzaba a funcionar el campo de concentración de Dachau (a 13 kilómetros de Munich) que se mantuvo hasta el 29 de abril de 1945 cuando fue liberado. La maquinaria de muerte recién comenzó a ser conocida muchos años después, pero desde el principio los ataques pusieron en alerta a la comunidad judía y desde nuestra provincia, al igual que en todo el mundo, quería hacerse escuchar la voz de protesta.

Los nazis tucumanos

Sin embargo y pese a las protestas judías la maquinaria nazi siguió su accionar criminal durante aquella la década de 1930. Hacia marzo de 1936 la comunidad germánica tucumana se reunió en el bar Germania, 24 de Septiembre al 400 frente a plaza Independencia, para celebrar la llegada de Hitler al poder tres años antes. De aquel encuentro se hizo eco nuestro diario que publicó una foto epígrafe el 3 de febrero de 1936. En ella se puede ver a un grupo de familias que fueron parte del encuentro realizado en la noche del sábado primero de febrero. En ella podemos ver una enorme svástica que presidía el acto y delante de ella los oradores de la jornada. Sobre lo que se dijo allí no hay registro aunque estimamos que se habrá hablado de lo realizado por el líder nazi en Alemania. Junto a la svástica se puede ver una frase con letras góticas y en alemán que podría ser el slogan hitleriano “Ein Volk, eine Nation, ein Fúhrer“ (un pueblo, una nación, un conductor”.

Estamos marzo de 1938, Hitler desplegaba su diplomacia expansionista hacia Austria para anexarla a Alemania. El 10 de abril de aquel año se realizó un plebiscito para que ambas poblaciones voten en favor de la anexión. El resultado fue apabullante, el 99,73 votó por el sí. Los alemanes y austríacos en el exterior pudieron votar en barcos especialmente enviados para ese menester. Pero no en nuestro país donde pudieron hacerlo en escuelas, clubes e instituciones alemanas. La Asociación Austro Germana celebró la “Anschluss” (que significa unión en alemán) con un gran acto llevado a cabo, el mismo día del referéndum, en el estadio Luna Park. El acto reunió a más de 20.000 nazis y se convirtió en el más grande que haya tenido lugar fuera de territorio germano. “Cuarenta y cuatro abanderados vestidos con camisas pardas y brazaletes con la cruz esvástica se ubicaron en el gran escenario. Detrás, en letras góticas, colgaba una bandera con la leyenda ‘Heil Fuhrer’ y otra, con el famoso eslogan hitleriano: ‘Un pueblo, una nación, un conductor’. En ambos extremos del escenario flameaban la bandera argentina y la alemana, que llevaba en el centro una gran esvástica. -Heil Hitler!- bramaba la multitud, mientras el estadio terminaba de llenarse” se puede leer en el libro de Guido Carelli Lynch y Juan Manuel Bordón “Luna Park: El estadio del pueblo, el ring del poder”. Los que estaban en el lugar entonaron el Himno Nacional argentino de pie y con el brazo derecho extendido haciendo el saludo nazi. En la cercana plaza San Martín, organizada por la Federación Universitaria Argentina se realizó ese mismo día una movilización de la que participaron más de 5.000 personas en contra de los nazis, también había miembros del partido socialista y radicales. La reunión no había sido autorizada por las autoridades argumentando la falta de policías, ya que la mayoría estaba a cargo de la seguridad del acto en el Luna Park. El intento de tomar la estatua del Libertador José de San Martín terminó en represión y enfrentamientos. Los manifestantes se movilizaron hacia la zona de Corrientes y Bouchard tirando piedras a los negocios de alemanas que había en la zona.

PROTESTA. En 1933 el comercio judío local cerró sus negocios.  PROTESTA. En 1933 el comercio judío local cerró sus negocios.

Alerta política

El acto del Luna Park alertó a algunos sectores sobre el accionar nazi en nuestro país. El diputado socialista Enrique Dickman fue quien el 18 de mayo de 1938 presentó un proyecto de ley para crear una Comisión Especial que se encargara de investigar las actividades ilegales de organizaciones extranjeras. “El mal de la infiltración nazi-fascista ha adquirido extensión y profundidad” dijo Dikcman. No fue hasta el 20 de junio de 1941, tras largos debates, que el proyecto fue aprobado y la Comisión constituida oficialmente. Fue electo Presidente de la Comisión, el diputado Raúl Damonte Taborda, de la Unión Cívica Radical, e integrada por el también radical Silvano Santander, el socialista Juan Solari; además de Adolfo Lanús, Fernando Prat Gay, José Aguirre Cámara y Guillermo O’Reilly. La labor de la comisión se truncó con el golpe de Estados del 4 de junio de 1943 encabezado por los coroneles del GOU que instaló una dictadura militar que sostuvo la neutralidad en la guerra y no ocultó sus simpatías con el fascismo europeo. El tucumano Prat Gay fue parte de la comisión que generó el informe sobre el accionar de grupos autoritarios y fascistas en el país. Todo ese material fue entregado, en julio de 2019, al Museo del Holocausto de Buenos Aires.

En enero de 1933 Hitler alcanzaba el Reich en elecciones libres, pero en menos de un mes disolvía el Reichstag (Parlamento) y llamaba a nuevas elecciones. El 24 de marzo, el canciller obtiene plenos poderes, otorgados por el Congreso. Y el 31 destituye a todos los gobernadores elegidos y los reemplaza por interventores del partido nazi. Finalmente, el 14 de julio disuelve todos los partidos políticos y sólo queda el nacionalsocialismo.

El 27 de marzo de 1933 en más de 70 localidades norteamericanas. La mayor manifestación fue en el Madison Square Garden, donde más de 50.000 judíos colmaron el estadio.

BAR GERMANIA. El grupo se reunió para recordar la llegada al poder del fuhrer en 1933. Svástica y propaganda nazi. BAR GERMANIA. El grupo se reunió para recordar la llegada al poder del fuhrer en 1933. Svástica y propaganda nazi.

La comunidad judía tucumana también realizó su protesta ante los ataques nazis. La tapa de nuestro diario del 31 de marzo de 1933 informaba que “El comercio israelita cerró sus puertas en señal de protesta”. En el epígrafe se decía que en señal de protesta por la persecución que el fascismo alemán ha iniciado contra los judíos, el comercio israelita local cerró ayer sus puertas, ofreciendo la ciudad en ciertos puntos un aspecto inusitado de quietud. El cierre fue total en el comercio judío, viéndose por todas partes las cortinas metálicas de los negocios caídas “como muestra de repudio por los a atropellos y su dolor por la situación angustiosa de los hermanos perseguidos. Protesta, dolor, en su mismo silencio gritan la elocuencia de su sentir opuesto a las prácticas extorsivas del fascismo de las camisas pardas”.

Tamaño texto
Comentarios