Tucumana recuperó su capacidad de comer y hablar gracias a una exitosa operación

La mujer de 50 años llegó al hospital con diagnóstico de cáncer en cavidad oral.

EL EQUIPO MÉDICO QUE LE CAMBIÓ LA VIDA A ESTA TUCUMANA. EL EQUIPO MÉDICO QUE LE CAMBIÓ LA VIDA A ESTA TUCUMANA.
19 Mayo 2022

El equipo multidisciplinario de la institución la recibió, realizó los estudios y procedió con la intervención quirúrgica que le cambió la vida.

“El cáncer de cavidad oral es una patología que representa el 4% de los cánceres que existen. La cavidad oral está compuesta por varias partes: labio, piso de boca, lengua, mejillas, base de lengua y orofaringe. En este caso, la paciente tenía comprometidos el piso de boca y la lengua”, explicó el jefe del servicio de Cabeza y Cuello del hospital Centro de Salud Zenón Santillán, Pablo Vallejo.

Y en este sentido, recalcó que es muy importante el diagnostico precoz porque si el tumor se encuentra de forma temprana, la tasa de sobrevida llega a un 80%.

Este tipo de tumores comienzan con una lesión en la cavidad oral que no se cura por más de 15 días. Se puede presentar como una lesión o úlcera en la lengua, piso de la boca, incluso molesta o duele. Además puede extenderse como un bulto en el cuello, lo que indicaría una diseminación a nivel cervical.

Existen factores predisponentes para este tipo de cáncer, como el alcohol y el tabaco. También el virus del papiloma humano que es más frecuente en la población más joven.

“La biopsia se hace a la lesión primaria en la cavidad oral o una punción en el cuello. Por supuesto, utilizamos métodos para ver la extensión de la enfermedad como tomografías, resonancia magnética en algunos casos. Generalmente, la primera consulta la realiza el odontólogo, quien hace la primera detección”, subrayó el profesional.

Y continuó el subjefe del servicio, Manuel Usandivaras: “La tumoración se encontraba por debajo de la lengua, dentro de los dientes y en la zona del piso de boca. Inicialmente fue interpretado como un problema odontológico, donde fue evaluado por el servicio de odontología de otra institución. Al hacer los tratamientos y ver que este problema no se resolvía, decidieron proceder a hacer una interconsulta con nuestro servicio”.

La paciente tenía problemas para la exteriorización y movimiento de la lengua, ya que el tumor se fijaba a la cara posterior de la lengua sin permitirle deglutir ni hablar. Existía también una alteración para poder gesticular correctamente.

“Se hizo la biopsia y se confirmó que era un cáncer de piso de boca, por tanto procedimos a completar la estadificación. Vimos en qué estadio estaba la enfermedad, el tema de los ganglios, y evaluamos si había presencia de metástasis que nos podía hacer cambiar la estrategia terapéutica, hacia un tratamiento quimio-radiante versus una cirugía. Como la persona no tenía ganglios comprometidos y tampoco metástasis en otro sector, tomamos la decisión de hacer la operación”, relató.

Junto al Comité de Tumores se decidió la estrategia quirúrgica y la conducta a seguir. Se trabajó en conjunto con el servicio de Cirugía plástica y Reconstructiva del hospital.

“La estrategia consistía en recercar la mitad anterior de la lengua y toda la arcada dentaria anterior, ya que ese tumor comprometió el hueso de la mandíbula por dentro y lo invadía. Se hizo una resección de la mandíbula casi completa y del 50 por ciento de la lengua, sobre todo en la parte anterior. Eso nos genera un defecto óseo, de la lengua y el piso. Entonces se pensó en un colgajo de peroné; se tomó un segmento del peroné con la arteria y una isla de piel, y con eso se reconstruyó toda la arcada dentaria anterior, el piso de la boca y parte de la lengua. Generamos una nueva mandíbula, piso y lengua, a partir de un colgajo de otra zona del cuerpo”, explicó el referente.

La cirugía duró más de 11 horas y contó con un gran equipo quirúrgico.

Una vez que terminó el procedimiento, la paciente continuó su tratamiento en terapia intensiva donde estuvo cuatro días. Luego pasó a sala, y hoy se encuentra en  muy buen estado a la espera de la dieta oral.

Por su parte, el cirujano plástico del efector, Néstor Bautista, detalló: “Se sacó parte de lengua, piso de boca, mandíbula (parte ósea), y buscamos restituir todas las estructuras lo mejor posible para que parezca lo más anatómico posible y así evitar defectos  anatómicos y funcionales. Si no se restituye una parte, puede comenzar la paciente una retracción, problemas deglutorios y de fonética. Con este colgajo de la pierna, con parte de músculo y piel, se lo lleva a la cavidad oral, se hace una unión entre arterias y venas para restituir la mandíbula, piso de la boca y parte de la lengua. Fue una cirugía muy compleja pero por suerte, cada vez se practica con mayor frecuencia”.

Asimismo, su colega del servicio de Cirugía Plástica, Estaban Bolea, señaló que se trata de cirugías de alta complejidad que tienen una tasa de éxito comparable a los grandes centros del mundo, superior al 90/95 por ciento.

“El hospital Centro de Salud es el único efector público en Tucumán que cuenta con este tipo de cirugías y de hecho, hay muy pocos centros en el país que cuentan con este servicio. Empezamos hace dos años y hoy hay un equipo muy bien conformado no sólo por cirujanos sino también  anestesiólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos.  Además, hay que destacar que son operaciones  totalmente gratuitas”, puntualizó.

Temas Tucumán
Tamaño texto
Comentarios