Cartas de lectores III: Los barcos chinos

12 Mayo 2022

En el siglo XIV, estando China bajo dominación mongol, el pensador Liu Ji escribió “Yu Li Zi”, donde recurrió a algunas leyendas para reflejar la situación que padecía su sociedad, que como era tradición del pueblo chino desde siglos anteriores iban de boca en boca. Una que conocí hace unos años dice que: “Cuando Yu Li Zi abandonó la capital para regresar a su pueblo de origen, el Primer Ministro puso un funcionario a su disposición para que lo acompañara en la vuelta. - Es deseo del Emperador que usted elija para su viaje de regreso, el barco del gobierno que más le guste- le dijo el funcionario. El día de la partida, Yu Li Zi fue el primero en llegar al embarcadero. Había allí varios miles de embarcaciones amarradas a lo largo de la ribera. Hizo su mayor esfuerzo por reconocer los barcos del gobierno, pero fue inútil. Cuando llegó el funcionario que debía acompañarlo, Yu Li Zi preguntó: - ¡Aquí hay tantos barcos! ¿Cómo distinguir cuáles son los del gobierno? - Es muy sencillo -contestó el funcionario-, aquellos que tienen el toldo agujereado, los remos quebrados, y las velas rajadas, son todos barcos del gobierno. Yu Li Zi levantó sus ojos al cielo y suspirando dijo para sí mismo: “No es de extrañar que el pueblo esté en una situación tan miserable. ¡El emperador seguramente también lo considera como propiedad del gobierno!”. Si esta breve leyenda se completara con que el Emperador, sus funcionarios de confianza, los señores feudales, los representantes de los empleados de la ciudad imperial, los pregoneros de la voluntad imperial y comunicadores de las buenas y malas noticias tuvieran sus barcos amarrados en algunos puertos escondidos, luciendo las mejores y lustradas maderas, con remos nuevos y velas de telas importadas, de la mejor calidad; podríamos pensar que el tiempo y el espacio son solo dos convenciones culturales y que Yu Li Zi nació en Villa Lugano, trabaja en un supermercado y los amigos lo llaman Juan.

Miguel Ángel Reguera

Tamaño texto
Comentarios