Debía más de $ 400.000 de cuota alimentaria, y le suspendieron el carné de conducir

Sucedió en Rosario. Una jueza tomó la decisión y, además, le impuso una multa de casi $ 3.000 diarios.

CASTIGO. Debía más de $ 400.000 de cuota alimentaria, y le suspendieron el carné de conducir. CASTIGO. Debía más de $ 400.000 de cuota alimentaria, y le suspendieron el carné de conducir.
25 Marzo 2022

Un hombre debía más d $ 400.000 de cuota alimentaria a su hija, y una jueza ordenó que, en represalia, le suspendan el carné de conducir.

La jueza del Tribunal Colegiado de Familia 7 de Rosario, Andrea Brunetti, resolvió suspender tanto la licencia de conducir como las "tarjetas azules" sobre tres vehículos de un hombre que había sido demandado por su ex esposa, debido al incumplimiento en el pago de la cuota alimentaria de su hija.

"(La conducta del denunciado) configura evidentes actos de violencia económica y patrimonial; (su incumplimiento) afecta el bienestar social, físico, psicológico y económico de la niña y su madre", sostuvo la jueza.

Según el fallo, el hombre nunca pagó la obligación desde que la Justicia estableció la sentencia, el 19 de noviembre de 2020. Acumula una deuda de $ 468.366.

A raíz de ello, el año pasado ya había sido inscrito en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos.

También había sido intimado a pagar, bajo apercibimiento de una multa diaria por el tiempo que siga sin cumplir la obligación impuesta. Sin embargo, el hombre desobedeció la intimación, y continuó con su decisión de no pagar la cuota alimentaria.

Debido a que ni siquiera contestaba las intimaciones, la magistrada ordenó que se le suspenda la licencia de conducir y otros permisos habilitantes para manejar, además de mantener vigente la multa, que asciende a $ 2.978 diarios.

"No compete a este Tribunal la revocación de las licencias otorgadas por autoridad competente; (pero) sí su suspensión y retención en garantía del derecho humano alimentario de la niña".

De acuerdo a la causa, el hombre figura en la Administración Federal de Ingresos Públicos en el rubro Transporte automotor de cereales.

En las actuaciones, el demandado dijo que se desempeña como remisero y que hacía y vendía supremas de pollo.

La sentencia inscribe el litigio en una forma de ejercicio de la violencia de género. Entre los fundamentos, la jueza señala que está ante un caso de violencia patrimonial y económica. "Constituye una clara expresión de este tipo de violencia de género, negarse a dar y/o regatear las pensiones alimenticias para hijas e hijos", afirmó Brunetti.

También subraya que la falta de pago de la cuota alimentaria afecta directamente a la madre, pues ocasiona un deterioro de su situación económica.

Temas Rosario
Tamaño texto
Comentarios