José Orellana: “Famaillá será un polo turístico con la mejor infraestructura”

El "Mellizo" destacó que preparan a la gente para que la ciudad sea competitiva, brinde buena atención, productos de calidad y buen precio. Anticipó que trabaja para ser reelecto.

 COMPROMETIDO. José Orellana ponderó las obras de urbanización. La terminal de ómnibus es un objetivo. COMPROMETIDO. José Orellana ponderó las obras de urbanización. La terminal de ómnibus es un objetivo. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

El intendente de Famaillá José “Mellizo” Orellana apuesta a transformar su ciudad en un lugar turístico con mejor infraestructura urbana, servicio y atención. Asegura que trabaja fuerte, emprendiendo nuevas obras y capacitando a los vecinos. En lo político confesó que aspira a su reelección.

 - ¿Cuál es el balance de sus dos años de gestión?

- Hemos avanzado bastante en obras de urbanización. Mucho pavimento, iluminación, salón de uso múltiple, parquización y forestación. Estamos separando y trasladando los residuos a otro lugar. Adquirimos nuevas máquinas para reforzar el parque automotor. Es importante la licitación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales con red colectora. También vamos a instrumentar la repavimentación de todas las avenidas céntricas. La terminal de ómnibus también está en proceso de adjudicación. El Parque Industrial ya está en construcción. Ahí vamos a tener unos 3.000 puestos de trabajo. El Cementerio Jardín es otra obra grande. El actual quedó en el centro y está colmatado.

- ¿Se mantiene el proyecto de consolidar a Famaillá como una ciudad turística?

- Esta comunidad se ha ganado el aprecio y reconocimiento de visitantes de todas partes. Es una ciudad muy querida. Siempre hemos apostado por el turismo. Eso nos permite vender las empanadas, otras comidas y las artesanías. Preparamos a nuestra gente para que sea competitiva, brinde buena atención, productos de calidad y buen precio. Aquí la continuidad, el buen trato, la calidad y el buen precio han convertido a Famaillá en un municipio muy visitado. Con el tiempo va a ser una ciudad turística con la mejor infraestructura y atención. Apostamos a eso.

- ¿Cómo es su relación con los concejales?

- Tranquila, normal. Hemos tenido diferencias políticas. Aun estando en el Frente de Todos (FdT) hemos militado en distintos espacios en las internas del año pasado. Pero la relación se mantuvo armoniosa, con respeto y trabajo de construcción en equipo. La política corrió por un lado y lo institucional por el otro. Esto será un desafío al que nos vamos a someter otra vez el año que viene cuando lleguen las elecciones. Entonces cada uno tomará su decisión en función a las aspiraciones que tenga.

- ¿Y el vínculo con el gobernador Osvaldo Jaldo?

- Las internas pasaron y cada uno ha competido e hizo su juego. Ahora estamos en algo más colectivo que es el bien de todos. Hay que gobernar para los tucumanos y en mi caso para los famaillenses. Las aspiraciones personales ya cada uno las va a poder exponer a su tiempo. El peronismo tucumano tiene que estar unido Y quienes tienen el manejo del partido, cargan la responsabilidad de decidir y conducir en unidad. Aquí son (Juan) Manzur y Jaldo.

- ¿Cómo será este año político en la provincia?

- Será un 2022 en el que nos vamos a exponer, se visibilizarán y mostrarán resultados. El 2023 será el de las definiciones. Pondremos todo nuestro esfuerzo para mostrarnos en las mejores condiciones. El que gobernó el país tendrá que demostrar que ha conseguido trabajo, que a la gente comenzó a alcanzarle la plata. Quien gobierna Tucumán tendrá que exponer que está trabajando fuerte en seguridad, administrando en forma ordenada y que está consiguiendo recursos. Aquí Jaldo lo está logrando. Y los que estamos en los municipios tenemos que demostrar que hemos sido capaces de hacer un trabajo en nuestro territorio para que la gente nos valore. Yo apuesto por mi continuidad. Trabajo para ello.

- ¿Usted cree que se superaron las diferencias entre Juan Manzur y Osvaldo Jaldo?

- No hay tiempo para que las rispideces. La vista la tenemos que tener en la unidad, aun forzada. Pero se tiene que dar desde arriba hacia abajo. En las elecciones pasadas la unidad se dio desde abajo. Así muchos compañeros no trabajaron, se quedaron quietos. Como ahora está en juego la continuidad de todos, entonces ese interés individual va a beneficiar a lo colectivo. Con unidad el peronismo en Tucumán va a andar muy bien. Pasada las elecciones cada uno pasará a tener su pertenencia o espacio, lo que es una constante en este sistema electoral.

- ¿Su aspiración se limita a su continuidad en el municipio o puede surgir otro proyecto?

- La cláusula electoral en vigencia me permite mi reelección, lo cual no quiere decir que por mi experiencia no pueda tener las aspiraciones o los sueños de procurar un espacio de mayor jerarquía. Forma parte del juego. Pero soy terrenal y tengo los pies sobre la tierra. No quiero lo que me puede resultar imposible. Por ahora apuesto a la posibilidad de volver a ser intendente. De todos modos para hablar de candidatura es muy temprano.

Comentarios