Bate récords la deforestación de la Amazonia

Durante enero alcanzó los 430 kilómetros cuadrados, ante la indiferencia del Gobierno de Bolsonaro. Quejas de ambientalistas

11 Febrero 2022

SAN PABLO.- Brasil registró la mayor deforestación de la historia en la selva amazónica durante el mes de enero, mientras la destrucción medioambiental sigue empeorando pese a las recientes promesas del Gobierno de ponerla bajo control. La deforestación alcanzó un total de 430 kilómetros cuadrados el mes pasado, cinco veces más que en enero de 2021, según los datos preliminares del satélite de la agencia gubernamental de investigación espacial Inpe. Equivale a un área de más de siete veces el tamaño de Manhattan.

Los investigadores no están sorprendidos por el avance de la destrucción, debido a las políticas del presidente derechista Jair Bolsonaro. Britaldo Soares Filho, especialista de modelado ambiental en la Universidad Federal de Minas Gerais, dijo que los especuladores no tienen miedo a ser castigados y están despejando cada vez más los bosques para las haciendas, efectuando acaparamientos ilegales de tierras. Los altos precios de la carne, de la soja y de otros productos básicos también están impulsando la demanda de tierras baratas. “Hay una carrera por deforestar la Amazonia”, sostuvo.

La preservación de la Amazonia, la mayor selva tropical del mundo, es vital para frenar el cambio climático debido a la gran cantidad de gases de efecto invernadero que absorben sus árboles. Bolsonaro lleva mucho tiempo defendiendo una mayor explotación agrícola y minera en la Amazonia para ayudar a sacar a la región de la pobreza.

“Gabinete de odio”

Un grupo de aliados del presidente Bolsonaro estaría coordinando una campaña de desinformación en contra de sus competidores políticos con miras a las elecciones presidenciales del 2 de octubre, según un documento de la Policía Federal brasileña.

El artículo, que se hizo público después de ser enviado a la Justicia el jueves, forma parte de la investigación llamada “Milicias Digitales”, dirigida por el juez de la Corte Suprema Alexandre de Moraes, un magistrado que ha encabezado otras investigaciones sobre Bolsonaro y sus partidarios.

Moraes está indagando lo que la investigadora principal de la policía, Denisse Ribeiro, describió como un “gabinete de odio” compuesto por partidarios del populista de extrema derecha que supuestamente están inundando las redes sociales con noticias falsas y atacando a los enemigos de Bolsonaro. (Reuters)

Tamaño texto
Comentarios