El calor y las escasas lluvias golpean duro a los cultivos

Las condiciones del tiempo se han comportado de manera impiadosa con el agro tucumano, según un informe de la Estación Experimental.

El calor y las escasas lluvias golpean duro a los cultivos

Desde el 1 de septiembre de 2021 hasta el lunes pasado, las condiciones agrometeorológicas en Tucumán han sido más cálidas que lo normal. Las temperaturas medias mensuales llegaron a calificarse como “superiores a lo normal”. Ni habla de lo que va del mes actual, cuando el termómetro arrojó marcas extremadamente superiores en comparación con los promedios recientes.

Las lluvias fueron escasas y de distribución muy heterogénea, de forma tal que si tomamos como referencia el período septiembre-diciembre, la actual campaña se encuentra dentro de una de las cuatro más secas de los últimos diez años.

Si a este período le adicionamos las precipitaciones registradas en lo que va de enero, nos encontramos con que en general hay un déficit de entre 100 milímetros y 250 milímetros respecto de lo esperado para esta etapa.

El diagnóstico corresponde al informe agrometereoloógico realizado por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres.

Poco primaveral

Septiembre fue cálido, con temperaturas máximas medias que variaron a lo largo del mes, y que desde el pedemonte hacia la llanura fueron de los 24,2º C a los 28,8º C. Pero las temperaturas máximas absolutas estuvieron hasta 10 grados por encima de esas marcas y se ubicaron en los 37º C y los 38°C, respectivamente.

Se registraron, además, entre 16 y 19 días con máximas diarias por encima de la normal.

En cuanto a las temperaturas mínimas medias, estuvieron en el orden de los 9,3° C y los 13,6°C, con mínimas absolutas que fluctuaron entre -0,6º C y 2,8º C.

Se contabilizaron tan solo entre 7 y 11 días con temperaturas mínimas por debajo del promedio de referencia. En este mes se registró la última helada del año para esta región, la cual fue suave y de corta duración.

En el aspecto hídrico, lo más destacado fueron las escasas precipitaciones en casi toda la provincia. Predominaron valores inferiores al 30% del promedio de referencia. Sólo una pequeña porción del pedemonte central registró un mínimo excedente en los acumulados del mes.

De extremo a extremo

Octubre, al igual que el mes anterior, también fue un mes cálido. Las temperaturas máximas medias estuvieron entre los 27,3°C y los 31,8°C con valores absolutos que fluctuaron entre 40º C y 41º C. Se registraron entre 17 y 21 días con temperaturas por encima del promedio de referencia, lo cual lo consagró como el octubre más caliente de la última década.

En cuanto a las mínimas medias, los registros medios mensuales estuvieron por debajo de los valores normales: oscilaron entre 11,6° C y 15,8° C. Las mínimas absolutas oscilaron entre 1,5º C y 3,5º C. Se contabilizaron entre 15 y 19 días con mínimas inferiores a lo normal.

Durante este mes hubo una situación muy contrastante en cuanto a las precipitaciones. Mientras que en la zona norte de la provincia fue dominante el déficit hídrico (en la mayoría de las áreas no alcanzó el 33% del valor normal), en la zona sur predominaron registros con lluvias por encima del promedio de referencia. Desde la llanura norta hasta el piedemonte sur la variación fue de 3 milímetro en el primer caso a 95 milímetros en el segundo.

Pausa de normalidad

Noviembre fue un mes normal desde el punto de vista térmico.

Las temperaturas máximas medias oscilaron entre 26,4° C y 29,6º C en el piedemonte; y entre 28,3° C y 30,9º C en la llanura. Las máximas absolutas variaron entre 39º C y 41,5º C de oeste a este. Se registraron entre 12 y 17 días con temperaturas máximas diarias por encima del valor normal. En cuanto a las temperaturas mínimas medias, rondaron los 14,2° C y los 17,3° C para toda el área, con valores absolutos que fueron de 9º C a 10º C.

En noviembre las precipitaciones se concentraron mayormente en la zona norte de la provincia, con valores que fueron desde 30 milímetros en el extremo este hasta algunos que rondaron los 200 milímetros hacia el pedemonte. Se registraron lluvias extremas principalmente en los departamentos Cruz Alta y Burruyacú superiores a los 40 milímetros y que en algunos casos superaron los 100 milímetros. En contraste, en la zona sur predominaron registros por debajo de los valores esperados. Desde el extremo sur hacia el centro norte fueron de 15 milímetros en el primer caso a 130 milímetros en el otro.

Sin tregua

En diciembre, las temperaturas máximas medias estuvieron por encima del rango de normalidad. Fluctuaron entre 29° C y 34,9 °C, con máximas absolutas de 41º C en el piedemonte y 43° C en el este tucumano. Además, se registraron 19 días con marcas máximas por arriba del promedio.

Se destacan las temperaturas mínimas que fueron muy superiores a lo normal: variaron desde 18,5º C hasta 21,7º C, de oeste a este. Las mínimas absolutas llegaron tan sólo a 15º C y 16º C.

No hubo un día con temperaturas mínimas por debajo del promedio de referencia. Ello evidencia que las noches de diciembre fueron más cálidas que lo normal.

En todo el territorio predominaron valores de precipitaciones por debajo del promedio de referencia. Solo en algunas localidades del piedemonte central se logró superar, apenas, el valor de referencia. En la llanura se registraron entre 35 milímetros y 190 milímetros desde el sur hacia el norte. En el piedemonte los valores fueron de 60 a 270 milímetros, también de norte a sur.

Ardidos

Desde el punto de vista térmico, los primeros 17 días de enero estuvieron signados por un calor extremadamente superior a lo normal. Las máximas medias oscilaron entre 36º C y 39º C, con valores absolutos que estuvieron en el orden de los 40ºC y 45ºC. Se computaron entre 15 y 17 días con temperaturas por encima de los valores de referencia.

Las mínimas medias también se pueden calificar entre “muy superiores” a “extremadamente superiores “a lo normal, dependiendo de la localidad. Fluctuaron entre 20º C y 22º C, mientras que los valores absolutos lo hicieron entre 16ºC y 20ºC. Sólo hubo entre uno y tres días con mínimas inferiores al promedio de referencia.

En esa primera quincena, las precipitaciones llegaron a valores entre un 15% y un 20% de lo que esperado. Sólo un pequeño grupo de registros del piedemonte central alcanzaron el 45% del promedio de referencia. En la llanura los registros variaron entre 2 y 75 milímetros, mientras que en el pedemonte lo hicieron entre 7 y 86 milímetros.

El informe completo referente a las temperaturas y a las precipitaciones se encuentra, disponible en la página web de la Sección Agrometeorología de la Eeaoc (agromet.eeaoc.gob.ar).

Comentarios