La importancia de proteger los ojos del sol: ¿qué tener en cuenta a la hora de elegir anteojos?

El uso de lentes es común en está época. Un especialista recomendó prestar atención a la protección que brindan.

03 Dic 2021
2

SALUD. La importancia de proteger la visión de los rayos del sol. IMAGEN ILUSTRATIVA.

En está época del año los anteojos de sol son uno de los accesorios más utilizados para proteger la visión. Existen de distintos diseños, tamaños y colores. Sin embargo, a la hora de tomar la decisión de cuál comprar se presta más atención a los aspectos mencionados anteriormente que a la protección que deben brindar. ¿Qué se debe tener en cuenta?

“Lo ideal es que las personas que decidan comprar anteojos de sol acudan a una óptica debido a que los lentes que venden ahí están aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), quien se encarga de controlar que cumplan con las normas de seguridad necesarias”, explica a LA GACETA el oftalmólogo, Fernando Luis Vidal Sanz.

El integrante del servicio de Oftalmología del hospital Nicolás Avellaneda señala que los lentes deben contar con una protección de 400, es decir, un filtro que te protege completamente de los rayos UV, incluyendo los rayos UVA y los UVB. Así, las gafas serán capaces de bloquear cualquier rayo UV.

Desde 2019, los anteojos para sol que no cuenten con la debida inscripción no pueden ser comercializados. Sin embargo, aún es común ver en algunas zonas la venta de estos, los cuales no protegen al ojo y pueden producir afecciones y deterioros en la visión con el paso del tiempo. 

“Estos lentes -generalmente hechos de materiales como el plástico - son nocivos. La defensa natural del ojo a los rayos ultravioletas (UV) es achicar la pupila, pero al usar estos anteojos la pupila se dilata provocando que los rayos UV entren el doble o triple de lo normal”, sostiene.

“La degeneración macular relacionada a la edad, cataratas o empeorar los trastornos de superficie ocular del ojo son algunas de las patologías que se pueden presentar”, precisa.

En verano, la luz del día se extiende  y con ello aumenta el tiempo de exposición al sol. Vidal Sanz indica que es importante, también, proteger la visión de los rayos solares con un anteojo adecuado a las necesidades de cada persona.

“Lo que se recomienda es que antes de comprar los lentes realizar una consulta con el oftalmólogo. Esto va a permitir que el médico revise a la persona y le recete un anteojo adecuado a sus necesidades. Por ejemplo, hay quienes necesitarán añadir graduación o utilizar un vidrio polarizado encargado de disminuir el deslumbre que da el reflejo del sol o el agua”, concluyó Vidal Sanz.

Comentarios