Cante, toque, baile, resuena un latido único - LA GACETA Tucumán

Cante, toque, baile, resuena un latido único

Hoy se celebra el Día Internacional del Flamenco. Cuatro referentes tucumanos revelan detalles de un arte que ya es mundial.

16 Nov 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

LA ESENCIA. Bailarines que respiran flamenco al son de la guitarra interminable del gran Paco Peña.

No se tienen datos exactos sobre cuándo nace o se origina el baile flamenco, si bien se estima que, tal y como se concibe hoy en día, surge en el siglo XVIII.

El nombre “flamenco” parece derivar del término andalusí “fellah min gueir ard”, expresión que podría traducirse como “campesino sin tierra”, aunque también se dice que el término tiene que ver con el aspecto estilizado de los bailarines y la comparación con los flamencos.

Cada 16 de noviembre se celebra el Día Internacional del Flamenco para conmemorar el arte español por antonomasia. A pesar de ser establecido por la Junta de Andalucía, que además cada año organiza en España los principales actos de celebración, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2010.

Mucho antes de esa fecha el flamenco se practica en escuelas y academias en Hispanoamérica y en el mundo. A la Argentina, lo trajeron generaciones de inmigrantes provenientes del sur de la península Ibérica. Y en Tucumán se vive a pleno. Ahora tienen la palabra cultores y referentes del arte flamenco en la provincia.

Una forma de vida

Desde el Centro Andaluz Federico García Lorca, la coreógrafa Sandra Maldonado expresa: “el flamenco para mí es una forma de vida. Siempre resuena en mí algún palo (ritmo), de los muchos que se bailan, e imagino coreografías”.

Conoció el flamenco a los tres años y desde entonces lo estudia: “fue mi vocación y se convirtió en pasión. Siempre tomé al flamenco con enorme respeto, sobre todo cuando descubrí su complejidad y sus infinitas variantes, por lo que no dejo de estudiar y perfeccionarme. Por mi academia pasaron cientos de bailarinas que disfrutaron y disfrutan igual que yo esto que no deja de ser una flamencoterapia”.

Patrimonio y tendencia

“La zarzuela se nutre de la música folklórica, de la andaluza y del flamenco en particular, gracias a su carácter típicamente español. Muchos compositores de zarzuela toman este patrimonio cultural para crear sus obras. La Casa de la Zarzuela, agrupación independiente bajo mi dirección, lleva 20 años de permanencia en Tucumán. Trabajar con este arte, nutrido por canto, baile y actuación significa disfrutar al máximo de lo que hacemos y hacer felices a los demás, cumpliendo con nuestro objetivo de mantener vivo el espíritu de la zarzuela”, señala la profesora Ana María Ternavasio.

En tanto Carlos Rivero, al frente de la compañía de danzas del Centro Asturiano Tucumán, expone: “veo el flamenco en una etapa evolutiva muy fuerte, con un acercamiento de la gente joven a su práctica. No tanto por el antecedente familiar o por ser descendientes de españoles, sino que ha convertido en tendencia”, expone.

“Si hablamos del toque y cante también tienen su despertar, aunque en España viene evolucionando hace décadas. Si nos vamos a 1979, tenemos al mismísimo Camarón de la Isla, que con su álbum ‘La leyenda del tiempo’ marcó un antes y un después en la música flamenca y quedará marcado en la historia de este arte. En la actualidad siguen sus pasos Israel Fernández y otros. En nuestras tierras, dentro de esta línea de ejecución hay grandes músicos que aportan su arte para su evolución. Por ejemplo, en Buenos Aires se destaca Héctor Romero, gran maestro, compositor y guitarrista; y el cubano radicado en Tucumán Allier Díaz Ferrer. Sin duda alguna, el flamenco en general hoy ha tomado un vuelco; se sale de su norma tradicional y es transgresor con una firmeza absoluta. Por ejemplo, en el baile el hombre viste con bata de cola; la música se fusiona con otros géneros como jazz, soul y pop, o se mezcla con movimientos de danza jazz, contemporánea o africana, entre innumerables fusiones”, explica.

Rivero nombra como motores de inspiración desde Joaquín Cortes hasta artistas que se destacan hoy, como Israel Galván, Manuel Liñán, Antonio Najarro, Jesús Carmona, Marco Flores, Rafaela Carrasco y Mayte Bajo, entre otros.

El flamenco es un arte en evolución, que rompe actualmente con los estereotipos de género, como remarca el tucumano Daniel Corres (ver “un arte...”).

Comentarios