San Martín: una “final” que puede darle paso a la gran final - LA GACETA Tucumán

San Martín: una “final” que puede darle paso a la gran final

Para poder ir en busca del primer ascenso, el “Santo” debe vencer a Tigre, el gran candidato.

09 Nov 2021 Por Bruno Farano
1

CON TODO. Esta semana, el plantel “santo” apuntará todos los cañones al juego del lunes. Ganarle a Tigre es una obligación. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

El destino es caprichoso como pocos. Cuando allá por febrero de este año se conoció el fixture, muchos hinchas de San Martín tomaron tener que enfrentar a Tigre en la última jornada como un guiño. “En ese juego se definirá todo”, fue el vaticinio que más de uno lanzó en las redes sociales. Y así fue.

San Martín recibirá a Tigre en un duelo para alquilar balcones, un partido que podría llegar a ser la antesala a la finalísima por el primer boleto a la Liga Profesional. “Sabemos que será una final adelantada”, aseguró Hernán Pellerano, uno de los futbolistas que con más experiencia dentro del plantel “santo”.

Pese a a haber tenido algunos sofocones a lo largo de la temporada (baches comunes para cualquier equipo durante una temporada larga), el “Matador” tiene muchas cartas para tratar de aspirar a quedarse con el número “1” de la zona A. Es el equipo con mayor presupuesto de la categoría, el que mejor y más largo plantel tiene, el que más triunfos consiguió a lo largo de las 33 fechas, el que más goles marcó y el que tiene en Pablo Magnín al goleador absoluto del campeonato. “Tienen todo eso y a un gran entrenador como Diego Martínez. Está clarísimo a lo que ellos apuntaron en el inicio”, advirtió Pablo De Muner quien, llamativamente, estuvo activo en las redes sociales durante las últimas horas; algo que no suele hacer muy a menudo.

“Tomate” lanzó un mensaje en Twitter y comentó varios estados de sus dirigidos en Instagram. “Final soñado. Creer”, fue sentencia en la red del “pajarito” que recibió casi un millar de me gustas, y más de 50 respuestas de hinchas ansiosos con sus pedidos. “El partido del lunes va a ser una final. Va a ser un partido lindo, hermoso, para disfrutarlo, esperemos que sea a favor nuestro”, había declarado en cancha de Quilmes, aún sin saber qué le depararía el destino 24 horas más tarde.

Si San Martín llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo no fue de pura casualidad. Desde la asunción de De Muner en la fecha 7, el “Santo” realizó una campaña con números dignos de un equipo con aspiraciones serias.

Hasta que el entrenador tomó la posta, San Martín sólo había sumado seis unidades en idéntica cantidad de jornadas, ocupaba la decimotercera colocación y estaba a nueve puntos de Tigre; por ese entonces líder de la zona. Pero en 25 jornadas con De Muner como DT, ganó 14 juegos, empató nueve y sólo perdió dos. De esa manera, sumó 51 de las 75 unidades en juego; obteniendo una efectividad del 68 por ciento. “Nuestro objetivo también fue creciendo a medida que fuimos consiguiendo resultados y hoy tenemos una posibilidad histórica”, analizó el entrenador sabiendo que tanto él como sus pupilos están ante la gran oportunidad de quedar en los libros de las grandes hazañas “santas”.

San Martín necesita ganar dos partidos más. Seis puntos en las próximas dos presentaciones le permitirían cumplir el objetivo por el que en Bolívar y Pellegrini vienen remando desde hace poco más de dos años. Dos largos años en los que, como si todo eso fuera poco, recibieron algunos golpes bajos.

“El partido más importante es el próximo”. El eslogan que hicieron propio en La Ciudadela hoy es una clara realidad. Nadie quiere mirar más allá del lunes próximo. Todos saben que si bien en caso de vencer a Tigre, San Martín deberá validar sus credenciales en una finalísima contra el mejor de la zona B, el duelo contra el “Matador” es una especie de final anticipada.

Sí, para poder decir presente en el duelo decisivo, el “Santo” necesita sacar adelante la “final” que muchos vieron ni bien se sorteó el fixture de esta temporada.

Buenas noticias para comenzar a la semana

Ayer a la siesta, Hernán Pellerano fue sometido a una ecografía para determinar el grado de lesión; debido al dolor en el isquiotibial izquierdo que lo sacó de manera temprana del juego con Quilmes. El central sólo padece una contractura; por lo que si todo sale bien, llegaría sin problemas al duelo con Tigre. El plantel retornará hoy por la mañana a las prácticas.

Comentarios